El gobierno ruso contempla la posibilidad de crear su propia criptomoneda, el “Criptorublo”, dentro de “dos o tres años”, dijo Anatoly Aksakov, un político de alto rango.

Aksakov es presidente del Comité de Mercados de la Duma Estatal de Rusia. Durante un largo debate, comentó que Rusia quiere aprovechar los beneficios de la tecnología blockchain para proporcionar una versión digital del Rublo a los ciudadanos.

En referencia a los detalles del criptoactivo, Aksakov aseguró que no diferirá del Rublo, la moneda fiat del país: “La opinión es que este rublo no se diferenciará de ninguna manera del rublo fiduciario, excepto que existirá en el Blockchain“.

Desde que llegó al cargo en el 2017, Aksakov ha intentado darle un marco legal a las criptomonedas. Los legisladores también han tratado de abordar los aspectos legales de las ICO.

Por otro lado, el funcionario cree que si la adopción de la tecnología blockchain se llega a generalizar, es más probable que la criptomoneda del Estado Ruso aparezca: “Cuanto más ampliamente se use Blockchain en nuestras operaciones financieras, y no solo financieras sino también económicas, más probable es que aparezca el Cryptoruble“.

Es importante resaltar que Rusia sigue encontrándose en el limbo con respecto a la regulación de las criptomonedas. A pesar de que un paquete de leyes fue aceptado por la Duma a comienzos del año pasado, no pudo implementarse del todo debido a la negativa de los bancos. En este sendio, Vyacheslav Volodin, presidente de la cámara baja del parlamento ruso dio a conocer que los proyectos de ley relacionados con economía digital pasarán a ser prioridad para su próxima sesión

Hay rumores de que, a pesar del estatus no oficial de tokens como Bitcoin, Rusia planea invertir activamente en el mercado de las criptomonedas como un método para evitar las sanciones de EE. UU.

Escribir un comentario