Los avances tecnológicos han fomentado cambios en el transporte, la comunicación, el lugar de trabajo y el entretenimiento doméstico, lo que ha llevado a un estilo de vida cada vez más sedentario, especialmente en los países desarrollados.

Los adultos estadounidenses, por ejemplo, pasan en promedio entre 11 y 12 horas en actividades sedentarias. La evidencia indica que el tiempo dedicado a la conducta sedentaria se asocia con una larga lista de efectos adversos para la salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares y mortalidad.

Hacer esto al menos dos horas a la semana podría hacerte más saludable

Actividad física

Estudios experimentales muestran que la acumulación de tiempo sedentario en episodios prolongados e ininterrumpidos, como estar sentado durante horas a la vez, provoca mayores efectos cardiometabólicos perjudiciales, en comparación con el comportamiento sedentario que se interrumpe periódicamente.

Los investigadores sugieren que cambiar media hora de estar sentado por actividad física reduce el riesgo de muerte prematura.

Es importante destacar que el riesgo conferido por el sedentarismo prolongado se elimina sólo asumiendo altos niveles de actividad física de intensidad moderada a vigorosa.

En este sentido, los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Columbia en Nueva York, Estados Unidos, sugieren que cambiar media hora de estar sentado por actividad física de cualquier intensidad o duración reduce el riesgo de muerte prematura.

Si bien el ejercicio de moderado a intenso ofrece los mayores beneficios, el estudio sugiere que incluso períodos cortos y simples de movimiento traen beneficios.

Al respecto, el doctor Keith Díaz catedrático en el Departamento de Salud Cardiovascular del Centro Médico de la Universidad de Columbia y autor principal del estudio, comentó:

“Cuando tomas un descanso para moverte, no importa lo que hagas, puedes dar un agradable paseo por el pasillo”.

Los investigadores notaron que tales períodos podrían ser tan cortos como de un minuto de duración. Se trata de acumular suficiente actividad a lo largo del día, por lo que recomiendan caminar al escritorio de un compañero de trabajo en lugar de hablar por teléfono o tener reuniones para caminar, es una forma de reducir el tiempo de sentado y aumentar la actividad.

Sólo 30 minutos

Para el estudio, los investigadores analizaron los datos de casi 8.000 adultos mayores de 45 años. Cada participante usó un rastreador de actividad entre cuatro y siete días entre los años 2009 y 2013.

Si la actividad realizada era de intensidad moderada el riesgo de muerte prematura se redujo en un 35 por ciento.

En general, los participantes fueron sedentarios por un promedio de 694 minutos, o 11,5 horas, durante sus horas de vigilia.

Después de tener en cuenta factores como la edad, el sexo, la raza, el hábito de fumar y una gran cantidad de posibles problemas de salud, el equipo descubrió que reemplazar estar sentados con moverse reducía el riesgo de muerte.

Más específicamente, cambiar 30 minutos de tiempo sedentario a lo largo del día por 30 minutos de actividad de baja intensidad, redujo el riesgo de muerte prematura en aproximadamente un 17 por ciento.

¿Por qué esta mujer desarrolló un "ojo de buey" dentro de ambos ojos?

Si la actividad realizada era de intensidad moderada, como correr o montar en bicicleta, el riesgo de muerte prematura se redujo en un 35 por ciento.

Los autores del estudio esperan que los hallazgos ayuden a alentar a las personas a ser más activas en su vida diaria y de ese modo reducir los riesgos adversos para la salud que genera el sedentarismo.

Referencia: Potential Effects of Replacing Sedentary Time With Short Sedentary Bouts or Physical Activity on Mortality: A National Cohort Study. American Journal of Epidemiology, 2018. https://doi.org/10.1093/aje/kwy271

Más en TekCrispy