Varios grupos de defensa de los derechos humanos han dirigido una carta el día de hoy a Amazon, Google y Microsoft, para solicitarles que no vendan su tecnología de reconocimiento facial al gobierno.

Entre estos 90 grupos se encuentra la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el Centro de Refugiados e Inmigrantes para la Educación y los Servicios Legales (RAICES) y la Electronic Frontier Foundation (EFF).

Una advertencia clara ante el auge de esta tecnología

Si bien el reconocimiento facial es una de las tecnologías que promete mayor aplicabilidad en la resolución de problemas, como su uso en el reconocimiento de criminales impuesto por la policía del Gobierno chino, la fuente menciona que esta tecnología podría ser utilizada en contra de los más desfavorecidos.

Hemos enviado tres cartas a los gigantes tecnológicos para “dejar claro” que proveer software de reconocimiento facial al Gobierno “amenaza la seguridad de miembros de la comunidad y también minará la confianza en el negocio”.

Un software que en manos equivocadas amenaza la seguridad 

Nicole Ozer, Directora de Tecnología y Libertades Civiles de la ACLU de California, ha mencionado que esta es la razón principal de este comunicado, pues si esta tecnología cae en manos del gobierno las personas que hasta ahora han sido juzgadas por ser inmigrantes, religiosos, personas de color, entre otros prejuicios serán perseguidas de manera más sencilla.

La historia nos ha enseñado claramente que el gobierno explotará tecnologías como la vigilancia de rostros para atacar a comunidades de color, minorías religiosas e inmigrantes.

Una tecnología que marcará un precedente

Ozer añade que las empresas deberían tomar conciencia sobre a quién se le vende esta tecnología y como la va a utilizar, ya que, es una decisión que marcara un precedente para las próximas generaciones.

Estamos en una encrucijada con vigilancia facial, y las decisiones que tomen estas compañías ahora determinarán si la próxima generación tendrá que temer que el gobierno lo rastree por asistir a una protesta, ir a su lugar de culto o simplemente vivir sus vidas.

Una decisión difícil

Desde Google y Microsoft reconocen los riesgos que implica la tecnología de reconocimiento facial y su potencial para el uso indebido por parte de malos actores.

Computador cuántico de Google alcanza el nivel de "Supremacía cuántica"

Es por ello que en diciembre, Google anunció que esta tecnología no sería vendida hasta que se limite esta brecha, una opinión que fue compartida por Microsoft, cuyo Presidente Brad Smith, propuso una Ley ante el Congreso para que se creen varias garantías para la tecnología.

Por su parte, desde Amazon insisten en vender esta tecnología al gobierno aunque su principal ejecutivo, Jeff Besos ha mencionado que esta tecnología podría ser ‘muy peligrosa’.

Más en TekCrispy