El gigante de Cupertino sigue protagonizando los principales titulares de tecnología a raíz de las demandas por supuestas infracciones de patentes. Uno de los casos más conocidos es el de Qualcomm, reconocido fabricante de hardware que ha presentado demandas en todo el mundo contra Apple por supuesta violación de sus patentes de administración de energía. A raíz de estas demandas, Qualcomm ha logrado que el iPhone 7 y 8 dejen de venderse en Alemania.

En un nuevo caso en contra de la compañía estadounidense, el Tribunal Federal de Apelaciones de EE.UU ha denegado una solicitud de apelación de Apple, sobre un veredicto del jurado emitido en 2016 que favorece a la firma VirnetX. Según Reuters, la decisión se produce pese a que los reclamos de VirnetX han sido rechazos por el tribunal administrativo.

En abril del año pasado, se conoció que Apple infringió cuatro patentes de VirnetX para funciones de comunicaciones seguras, incluyendo el servicio FaceTime, iMessage, y la tecnología VPN-on-Demand. En ese momento, el jurado otorgó US$ 502.6 millones a VirnetX. Este monto, sumado a una victoria previa de la firma en un caso similar contra Apple, hace que el gigante de Cupertino tenga una deuda de US$ 1,000 millones por infringir estas patentes.

En septiembre de 2018, a VirnetX se le concedió únicamente la mitad de las regalías por extinción, y se le negó la posibilidad de llevar a cabo un embargo sobre las ventas e importaciones de los de Cupertino. En este sentido, Apple logró escapar de multas financieras más graves.

Esta disputa legal data de 2010, cuando VirnetX comenzó a presentar múltiples casos de violación de patentes en los dispositivos y productos de Apple. En el año 2012, un tribunal del Estado de Texas dictaminó que Apple debía pagar US$ 368 millones por infracción de patente, pero luego de dos años la sentencia fue anulada.