En 2018 Apple admitió que sus iPhone viejos contaban con un sistema de ralentización de baterías, este generó una ola de quejas de los usuarios, por lo que la compañía creó un programa de reemplazo de estos componentes, ahora un reporte reciente señala que esta acción generó el reemplazo de casi 11 millones de baterías de iPhone.

Una de las primeras polémicas de 2018 fue encabezada por Apple, pues la compañía admitió haber ralentizado los iPhone antiguos. En consecuencia, la empresa de Mountain View se disculpó con sus usuarios y para redimirse estableció un plan para cambiar las baterías por un costo de US$ 29 y US$ 79, según el modelo del dispositivo.

Aunque en su momento no se conocieron cifras exactas de los iPhone afectados y cuántas baterías serían reemplazadas, un reporte recierte de Daring Fireball, revela que Apple cambió nada más y nada menos que 11 millones de baterías de estos dispostivos.

Tim Cook dijo que Apple reemplazó 11 millones de baterías en el programa de reemplazo de US$ 29, y que solo habrían anticipado aproximadamente entre 1 y 2 millones de reemplazos de batería normalmente.

De acuerdo con el informe, la compañía no estimaba que el programa tuviese tanto alcance, aunque se estableció para todo el 2018. Esto se tradujo, según el reporte en una pérdida para Apple.

Recordemos que el ex ejecutivo de Apple, Jean-Louis Gassée, sugirió que cada reemplazo podría haber costado a Apple USD$ 1,000 en nuevos ingresos de iPhone, lo que representa un déficit de USD $ 11 mil millones para el año.

La fuente también señala que Apple revisó a la baja sus proyecciones de ventas de días festivos a USD$ 84 mil millones, teniendo un rango previsto de USD$ 89 mil millones a USD$ 93 mil millones para el trimestre pasado. No obstante, este no fue el único factor que afectó las ventas de la compañía, pues también afirman que la “desaceleración económica, particularmente en la Gran China”, también contribuyó.

Escribir un comentario