Tidal – servicio de streaming musical – está bajo investigación criminal, en Noruega, por presunta falsificación de los números de las transmisiones de los álbumes ‘Lemonade’ de Beyoncé – esposa de Jay Z, quien es el dueño actual de la plataforma – y ‘The Life of Pablo’ de Kanye West.

El supuesto engaño fue expuesto por el periódico local Dagens Næringsliv (DN), que además afirmó tener en su poder un disco duro que contiene los datos manipulados por la compañía. Según las especificaciones del caso, se utilizaron alrededor de 1.3 millones de cuentas para abultar las cifras de las reproducciones de los álbumes, lo que lleva a Tidal a pagar altas regalías a los artistas y sus sellos discográficos.

El informe publicado por el DN fue el punto de partida para que una asociación de compositores noruegos llamada Tono presentara la denuncia oficial contra Tidal ante las autoridades. Sin embargo, el servicio que fue adquirido por Project Panther Ltd. – compañía a nombre del rapero Shawn Carter – negó las acusaciones y decidió someterse a una revisión interna a cargo de una empresa de seguridad cibernética externa al caso.

Por lo mismo, el DN reveló el día de hoy que la Autoridad Nacional Noruega para la Investigación y el Procesamiento de Delitos Económicos y Ambientales se encuentra a cargo de la investigación en cuanto a la manipulación de los datos por parte de Tidal.

Web oficial de Beyoncé recibe demanda por no ser apta para personas con discapacidad visual

Si bien se encuentra en sus primeras etapas, la Økokrim – nombre local de las autoridades encargadas – afirma que por lo menos cuatro ex empleados de la compañía de streaming musical han sido interrogados antes un juez, entre los cuales está incluido el ex jefe de inteligencia comercial – responsable del análisis de los flujos –.

Los ex empleados han enfrentado un total de 25 horas de interrogatorio, hasta lo que lleva la investigación aún en curso. Por su parte, los otros tres restantes del cuarteto seleccionado, aparentemente, han reconocido señales de intromisión en los números de los álbumes.

No obstante, el abogado de Tidal, en una declaración, ha comentado que hasta el momento la empresa no es sospechosa ni ha presentado cargo alguno. En cambio, como han estado manteniendo un diálogo continuo con las autoridades no sería correcto, mucho menos prudente, compartir los detalles en alguna discusión con la prensa.

Más en TekCrispy