El pasado viernes 11 de enero, se produjo el arresto de un ejecutivo de Huawei en Polonia bajo acusaciones de llevar a cabo labores de espionaje dentro del país europeo junto a un ex agente de inteligencia polaco. La embajada de China en el país identificó al sospechoso como Weijing Wang, director de ventas de Huawei en Polonia.

A raíz de este incidente, Huawei dijo a Reuters el sábado que el ejecutivo había sido despedido por desprestigiar a la compañía. En este sentido, el fabricante de móviles explicó:

De acuerdo con los términos y condiciones del contrato laboral de Huawei, hemos tomado esta decisión porque el incidente ha desacreditado a Huawei (…) Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países donde opera, y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones en los países donde ejercen sus labores.

A pesar de que este caso ha alimentado las preocupaciones sobre la vinculación de Huawei al espionaje informático por órdenes de Pekín, el Ministro de Asuntos Internos de Polonia, Joach Brudzinski, ha revelado que hasta el momento no existe evidencia de espionaje. En este sentido, ha exhortado a la Unión Europea y a la OTAN su colaboración para determinar si el equipo informático proporcionado por Huawei de ser utilizado por los miembros de estos organismos.

MIT suspende relaciones con Huawei y ZTE por supuesta violación de sanciones de EE.UU

Huawei ha sido acusada anteriormente por los funcionarios de EE.UU de llevar a cabo intentos por vulnerar la seguridad nacional a través del espionaje chino. Otros países que han manifestado su preocupación sobre el tema han sido Australia y Nueva Zelanda, quienes le han impedido a Huawei suministrar su tecnología 5G.

Sin embargo, los expertos de la industria creen que prohibir la tecnología 5G de Huawei en Europa podría generar un impacto negativo en la adopción y el desarrollo de las redes 5G en la región, ya que Huawei es uno de los proveedores más importantes de este tipo de infraestructura.

Actualización de la nota:

Huawei contactó directamente a TekCrispy para expresar su postura oficial con respecto al hecho destacado en este artículo:

“Huawei ha decidido rescindir el empleo del Sr. Wang Weijing, quien fue arrestado bajo sospecha de violar la ley polaca. Sus presuntas acciones no tienen relación con la empresa. De acuerdo con los términos y condiciones del contrato laboral de Huawei, hemos tomado esta decisión porque el incidente en cuestión ha perjudicado la reputación de Huawei.

Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países en los que opera, y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones de los países en donde residen”.

Más en TekCrispy