Energia Renovable

Iberdrola, la mayor empresa de energía en España, ha empezado  a utilizar la tecnología blockchain para rastrear energías renovables. Así lo ha informado el medio de noticias español Europa Press en una publicación este lunes 14 de enero.

Iberdrola culminó un proyecto que utilizará la tecnología blockchain para verificar que la energía que se suministra y se consume en el país es 100 por ciento renovable.

El primer ensayo se llevó a cabo con la colaboración de Kutxabank, un banco con sede en la Comunidad Autónoma del País Vasco, el cual posee gran parte del patrimonio de Iberdrola y su filial Cajasur.

Durante la prueba piloto, Iberdrola hizo seguimiento de la energía renovable que enviaban dos parques eólicos y una central eléctrica de los bancos mencionados. Se observó que la energía renovable ha sido generada en los parques eólicos de Oiz (Vizcaya) y Maranchón (Guadalajara, Castilla-La Mancha) y la central hidroeléctrica de San Esteban (Orense, Galicia). La energía limpia procedente de dichos lugares se ha consumido en las sedes de Kutxabank y Cajasur, en el País Vasco y Córdoba.

Según se ha informado, la empresa utilizó para su piloto la plataforma Energy Web Foundation, una cadena de bloques de código abierto que orientada a adaptarse a las regulaciones y condiciones de operación y de mercado en materia energética. Con ello, descubrieron que blockchain les permitiría identificar los productores y jerarquizarlos, además de automatizar el proceso de distribución de energía.

Iberdrola ha culminado de manera exitosa las pruebas, reconociendo la utilidad de la cadena de bloques en el proceso de emisión de la garantía de origen de la energía. Este es un certificado que provee información a los clientes sobre la fuente de generación de la energía que consumen.

No es la primera vez que una empresa española del sector energético ha incursionado en las bondades de la blockchain. ACCIONA Energía, otro operador del país, anunció en diciembre que implementará dicha tecnología también para rastrear la generación de electricidad, siendo un proveedor de energía libre de emisiones para más de 6 millones de hogares.