Iran Flag

La casa de cambios japonesa Coincheck recibió sus licencia de Exchange por parte de las autoridades japoneses un año después de ser víctima de uno de los mayores robos de activos digitales de la historia.

En enero del pasado lustro Coincheck saltó a los titulares de la prensa especializada de todo el mundo, luego de ser víctima del robo de más de  530 millones de dólares en tokens NEM. En aquel entonces, el Exchange operaba sin licencia, y fue obligado a suspender sus actividades. Además, se comprometió a compensar a los usuarios afectados por el ataque.

En abril, el Exchange fue vendido a Monex Group, una firma de corretaje en línea con sede en Japón por 33.5 millones de dólares. Para noviembre de 2018, había restablecido los servicios para todos los criptos listados en su plataforma. Siempre con el objetivo de tratar de recuperar la confianza de sus usuarios. Esta estrategia parecía estar dando frutos, ya que, tal como anunciamos el mes pesado, los reguladores japoneses parecían dispuestos a dejar el pasado atrás, otorgándole una licencia a la plataforma para operar en el país asiático.

Y efectivamente, el día de hoy Monex anunció que la licencia fue aprobada por la FSA. Ahora, con la licencia vigente, Coincheck se une a la creciente lista de intercambios de criptomonedas regulados en el país, la cual incluye al gigante de servicios financieros SBI Holdings, que opera una plataforma registrada llamada VCTRADE.

Desde el incidente de piratería en enero de 2018 que causó transferencias ilegales del criptomoneda NEM, Coincheck ha suspendido ciertos servicios para enfocarse en la mejora de la gobernanza y los controles internos mediante el desarrollo de planes de mejora empresarial y llevándolos a cabo. Además, con el apoyo de expertos externos, Coincheck ha trabajado en la mejora de la seguridad técnica” comento el Exchange en el comunicado.

Más en TekCrispy