Si se ve desde la perspectiva del cine, el 2019 se perfila como un año con visión futurista con grandes avances tecnológicos para la humanidad, a la par del crecimiento del Cambio Climático, con consecuencias inevitables para el planeta.

En este sentido, varias compañías de tecnología han apostado por mejorar la experiencia de los habitantes de las ciudades, especialmente tras un año que ha sido particularmente difícil en términos climáticos. El internet de las cosas, la tecnología 5G, inteligencia artificial, han sido elementos que han ayudado a llevar a la realidad el concepto de Ciudades Inteligentes.

Durante la CES que se celebró esta semana en Las Vegas, varios expertos han hablado sobre la importancia de estas tecnologías en el establecimiento de ciudades inteligentes, con el foco sobre la infraestructura y aplicaciones más útiles para los ciudadanos. Veamos algunos de los avances presentados en la conferencia:

La tecnología 5G marcará la diferencia

Puede que al hablar sobre 5G lo primero con lo que lo asociemos sean los dispositivos móviles. Sin embargo, esta nueva –y controversial– tecnología se está proyectando como de gran utilidad para otras aplicaciones. En palabras de Mike Zeto, vicepresidente del Internet de las Cosas de AT&T:

“Creemos que 5G es fundamental para las ciudades inteligentes en los casos de usos que dirijan el valor de los ciudadanos, ya sea uniendo las brechas digitales, proveyendo infraestructura para la expansión de negocios, vehículos autónomos, seguridad pública, preparación ante emergencias”.

Aunque en la CES han reinado la inteligencia artificial y los asistentes virtuales, la tecnología que trasciende –y que en cierta forma lo agrupa– ha sido la 5G. En una mesa redonda junto a Zeto, el director de innovación y tecnología de la ciudad de Las Vegas, Michael Sherwood, explicó la estrategia que buscan implementar en la ciudad.

Tal vez las ciudades podrían tomar como ejemplo lo que Las Vegas propone hacer en términos de tecnología. De acuerdo con Sherwood, la inteligencia de datos en tiempo real y la multiplicación de fuerzas, iniciativas con las que pretenden cubrir “seguridad pública, sustentabilidad, ambiente y la inequidad digital”.

Combatiendo los desastres naturales

Según un informe publicado en la página oficial de la CES 2019 con respecto a la resiliencia, tanto el 2017 como 2018 fueron años particularmente difíciles en cuanto a fenómenos climáticos como ciclones, huracanes, incendios y apagones eléctricos. Aunque el informe solo cubre el año 2017, cabe resaltar la ola de incendios que tuvieron lugar en California a finales de 2018, en el que cientos de personas perdieron sus hogares.

Como un apartado, debemos hacer mención especial al Weather Channel por utilizar la realidad aumentada para mostrar un aproximado a lo que podían ser los efectos del huracán Florence y para explicar cómo se expanden los incendios y lo graves que pueden llegar a ser con el cambio climático.

Tecnología para prevenir daños

Esquema de funcionamiento de ShakeAlert

En este sentido, entre todos los avances mostrados durante la CES 2019, podemos destacar dos que serán potencialmente útiles para la prevención y recuperación de los desastres naturales. Uno de ellos es la aplicación ShakeAlert, un sistema de detección temprana de terremotos para la costa oeste de los Estados Unidos.

La misma es producto de una alianza entre AT&T y la ciudad de Los Ángeles y está construida sobre 250 sensores ubicados en todas las fallas de la zona sur de California. Estos sensores tardan 1.88 segundos en detectar el movimiento telúrico y enviar la alerta a la aplicación que se difundirá en forma de notificación a los usuarios.

Robots de rescate

Evidentemente, con este tipo de aplicaciones los ciudadanos podrán prevenir potenciales daños materiales y humanos. Pero también tenemos otro tipo de tecnología que apoyará en el momento después de un desastre natural.

Se trata de un concepto elaborado nada menos que por Hyundai, denominado Elevate, un vehículo de rescate que combina la mecánica con la robótica que funciona con cuatro patas en lugar de ruedas. Esta característica permitirá labores de rescate en zonas especialmente difíciles tras desastres como terremotos o tsunamis.

Como si de un vehículo todo terreno se tratase, hace uso de una plataforma modular que permite la adaptación del mismo dependiendo de la zona que se debe explorar. Igualmente podría desprenderse el lado del pasajero para poder trasladar a las víctimas que se encuentren en zona roja.

Puede que aún no estemos en el futuro que Ridley Scott planteó en ‘Blade Runner 2019’, pero las compañías se han inspirado para acercarse cada vez más y en el camino actuar en consonancia con los tiempos que vivimos.

Más en TekCrispy