Los bosques tropicales tienen la mayor productividad y biodiversidad de cualquier sistema terrestre. El cambio climático representa una amenaza para estos ecosistemas, y se prevé que la frecuencia e intensidad de las sequías aumentará en las próximas décadas.

Se sabe que las sequías extremas causan una mayor mortalidad de los árboles, lo que tiene implicaciones para la estructura y el funcionamiento de los bosques. También se cree que la descomposición microbiana y el movimiento de nutrientes a través del suelo disminuyen durante las sequías.

¿Cómo afecta a la vida marina la acidificación de los océanos?

Un rol importante

Al aumentar la frecuencia y severidad de las sequías, estas perturbaciones sugieren efectos turbulentos e inminentes en todo el ecosistema.

Las termitas se encuentran entre los pocos seres vivos capaces de descomponer la celulosa que se encuentra en el material vegetal.

Sin embargo, poco se sabe sobre cómo los cambios mediados por la sequía en las comunidades de invertebrados, afectan el mantenimiento de los ecosistemas durante los períodos de estrés ambiental.

Con esto en mente, un equipo de científicos de la Universidad de Liverpool y el Museo de Historia Natural de Londres, realizó una investigación cuyos resultados revelaron el importante papel que juegan las termitas como agentes mitigantes de los efectos de las sequías en los bosques tropicales.

Al ser uno de los pocos seres vivos capaces de descomponer la celulosa que se encuentra en el material vegetal, las termitas hacen un valioso aporte en el ecosistema como descomponedores, una acción que facilita el ciclo de nutrientes y mejora la humedad del suelo.

Para el estudio, el equipo de investigación comparó parcelas con muchas termitas de la selva tropical de Borneo en Malasia, con sitios donde las poblaciones de termitas se habían disminuido experimentalmente, durante y después de la extrema sequía que sufrió la región en los años 2015-2016.

Pequeñas pero determinantes

Una de las primeras observaciones realizadas por el equipo fue un incremento significativo de las poblaciones de termitas durante el período de sequía, un aumento que contrastó notablemente con el período de no sequía.

Los investigadores encontraron que las termitas mejoran la descomposición de las hojas, la humedad del suelo y la supervivencia de las plántulas en tiempos de sequía.

El incremento en el número de termitas durante la sequía condujo a mayores tasas de descomposición de la hojarasca, con incidencias positivas en el ciclo de nutrientes, un aumento de la humedad del suelo, así como de las tasas de supervivencia de las plántulas, en comparación con el período de no sequía.

Esta es la razón por las que extraer espinas de cactus resulta tan doloroso

Sobre la base de esta evidencia, los investigadores mostraron que, aunque pueden ser pequeñas, la presencia colectiva de las termitas puede ayudar a reducir los efectos del cambio climático en los bosques tropicales.

En este sentido, los autores del estudio señalan que los hallazgos de la investigación son importantes, ya que demuestran que las comunidades biológicas intactas pueden actuar como un tipo de seguro ecológico, al mantener los ecosistemas en funcionamiento en momentos de estrés ambiental.

Referencia: Termites mitigate the effects of drought in tropical rainforest. Science, 2019. https://doi.org/10.1126/science.aau9565

Más en TekCrispy