Los murciélagos son uno de los reservorios naturales más importantes de este tipo de virus.

Recientemente se ha descubierto un nuevo virus en el sur de China con características similares al peligroso virus del Ébola. Este nuevo virus, del género de los filovirus, fue detectado en murciélagos en una cueva ubicada en la provincia de Yunnan.

El nuevo virus es evolutivamente semejante a los virus del Ébola y el Marburg. Sin embargo, actualmente no representa una amenaza actual para los seres humanos. Aún así, se sospecha que puede transmitirse entre distintas especies.

Cerebros de los murciélagos y ratones se sincronizan cuando socializan con su especie

Un nuevo virus es descubierto

A pesar de que la familia de los filovirus es pequeña, puede llegar a ser amenazante para la humanidad. Ejemplo de ello podemos encontrarlo en las miles de muertes resultantes de la epidemia de Ébola ocurrida hace unos años.

Dentro de la familia de los filovirus pueden identificarse tres géneros; a saber Cuevavirus, Ebolavirus y Marburgvirus. Todos estos están clasificados como Patógenos del Grupo de Riesgo 4 por la Organización Mundial de la Salud. Esta clasificación implica que dichos virus son mortales para el ser humano, por lo que requieren las medidas más estrictas de bioseguridad.

Los murciélagos son uno de los reservorios naturales más importantes para los filovirus. En este sentido, se ha observado que algunas especies de murciélagos pueden ser portadoras del virus del Ébola sin enfermarse.

De hecho, expertos sugieren que muchos de los brotes más recientes, tanto del Ébola como del Marburg, se originaron en personas que visitaron hábitats infestados de murciélagos. Por tanto, científicos de todo el mundo se han dedicado a estudiar esta especie a fin de comprender el origen y el funcionamiento de estos peligrosos virus.

Ahora, un equipo de científicos reportó la identificación de un nuevo virus encontrado en murciélagos de Rousettus, en el condado de Měnglà, en la provincia de Yunnan, al sur de China. En este caso, luego de llevar a cabo una secuenciación genética del virus, se descubrió que este era significativamente distinto de otros conocidos.

Específicamente, el nuevo virus comparte entre un 30 y un 50% de su código genético con el resto de los filovirus, lo que permite clasificarlo como un nuevo género. El nuevo género se ha denominado Dianlovirus y el virus en particular se llama Mengla, en atención a la zona donde se descubrió.

Aún no hay razones para alarmarse

Los científicos se encuentran trabajando arduamente por comprender este nuevo virus.

Hasta el momento, no es mucho lo que se sabe del virus del Mengla. Sin embargo, análisis preliminares sugieren que comparte similitudes funcionales con los virus del Ébola y Marburg.

Por ejemplo, el Mengla ingresa a las células a partir de los mismos receptores moleculares que el resto de los filovirus. Esto implica que puede tener la misma potencia que el resto de los virus de la familia. Además, existe la posibilidad de que sea transmisible entre diferentes especies.

Sobrevivientes del ébola están protegidos contra la infección varios años después de padecerla

Por tanto, no se descarta la posibilidad de que hayan ocurrido infecciones de este virus entre habitantes de las regiones aledañas. Aún así, es muy pronto para sacar conclusiones definitivas.

Teniendo esto en cuenta, es necesario llevar a cabo otros estudios a fin de determinar si hay personas con anticuerpos contra este virus y qué tan probable es su transmisión al ser humano. Finalmente, los investigadores pretenden seguir investigando a fin de comprender el virus antes de que sea peligroso para la humanidad.

Referencia: Characterization of a filovirus (Měnglà virus) from Rousettus bats in China, (2019). https://doi.org/10.1038/s41564-018-0328-y

Más en TekCrispy