CBS News confirmó el día de ayer que el Departamento de Policía de Filadelfia procedió con el arresto de Johnny Bobbitt Jr  – el hombre sin hogar encontrado como culpable de la presunta estafa en GoFoundMe de más de $400 mil – debido a que el mismo no compareció ante el tribunal de New Jersey el día martes.

Jeff Chrusch, vocero del departamento policial, fue en el encargado de confirmar el hecho a la división de noticias de la cadena CBS. De acuerdo con el periódico local de Jersey, el Burlington County Times, Mark Tarantino – juez de la Corte Superior de New Jersey – emitió una orden de arresto contra Bobbitt luego de que no se presentara ante el tribunal, lo que es una violación de la libertad condicional que le precede.

Para aquellos que desconocen ciertos detalles, como parte de las cláusulas de la libertad condicional, Bobbitt debía contactarse con la oficina de servicios preventivos de la corte, asistir a las comparecencias respectivas, proporcionar una prueba de residencia y una prueba de empleo, asistir a reuniones para el tratamiento de su drogadicción y someterse a exámenes rutinarios de sangre, y, orina que garantizara su sobriedad.

Sin embargo, el juez encargado del caso, Tarantino, reveló que el acusado de la presunta estafa no había estado en contacto con la oficina desde el lunes 17 de diciembre – solo tres día después de ser liberado de la cárcel –, que no había presentado las pruebas solicitadas ni había asistido para los exámenes rutinarios.

Acerca del caso GoFoundMe

El origen de este caso se remonta al 2017, cuando la campaña ‘Paying it Forward’ dio inicio en la plataforma de GoFoundMe cuando Bobbitt ayudó a Kate McClure, una joven que se había quedado sin gasolina en la autopista interestatal de Filadelfia.

Según afirma los detalles de la campaña, Bobbitt le entregó los único $20 con los que contaba a la joven McClure para auxiliarla. Por esa razón, se fijó una meta en GoFoundMe de $10 mil que estarían, supuestamente, destinados a apoyar al hombre sin hogar a recuperarse. Poco sabrían los autores de la campaña que esta se volvería en una estafa viral, tal como la llaman los fiscales.

La campaña pasó de tener una meta “aceptable” a convertirse en un recolección de miles de dólares luego de que la historia tomara vuelo en los medios. Todo parecía ser una historia reconfortante, y hasta para algunos digna de admirar, sin embargo la trama tomo un vuelco cuando Bobbitt afirmara que solo había recibido una fracción de los fondos que para el momento se acercaba a los $75 mil.

Según lo que alegaba el hombre, ahora custodiado por las autoridades en Filadelfia, los creadores de ‘Payinf it Forward’, Kate McClure y su pareja, Mark D’Amico, no estaban cumpliendo con la promesa de asignación de fondos.

El posible desenlace de la historia

Luego de una investigación, la Oficina del Fiscal del Condado de Burlington anunció en el mes de noviembre 2018 que los tres involucrados estaban siendo formalmente acusados por robo en segundo grado, y, por engaño y conspiración en segundo grado.

Si bien las investigaciones parecen confirmar que en efecto Bobbitt se encontraba sin hogar, el fiscal del condado de Burlington, Scott Coffina aseguró en un comunicado que la campaña se basaba en mentiras y que los tres eran culpables de conspiración por fabricar y promover una historia para obligar a los donantes a contribuir con el caso.

Además, Coffina afirmó que en menos de una hora de creada la campaña en GoFoundMe, McClure había sostenido conversaciones con un amigo donde se declaraba que la asistencia de Bobbitt era “completamente inventada”.

Afortunadamente, GoFoundMe anunció el mes pasado que se había reembolsado el dinero a los donantes de la fraudulenta campaña.

Más en TekCrispy