Uber sigue aumentando sus esfuerzos por convertirse en una de las primeras compañías de transporte del mundo en tener presencia en el espacio aéreo con su servicio de taxis. En noviembre de 2017, la empresa estableció un acuerdo con la NASA para desarrollar la gestión del espacio aéreo no tripulado a fin de materializar su servicio de taxis aéreos uberAIR.

Desde entonces, Uber ha encontrado en la firma aeroespacial Bell uno de los principales aliados, y la prueba más exitosa de esta asociación ha llegado a través de un nuevo concepto de taxi volador desarrollado por Bell, que fue presentado hoy en la CES 2019.

Su nombre es Nexus, y según Bell, se trata del prototipo de taxi volador más avanzado presentado hasta la fecha. La firma reveló que su peso es de 2,721 kilogramos y posee 6 ventiladores articulados de 2.4 metros, que hacen posible que el taxi se eleve desde el suelo como helicóptero convencional antes de dar un giro de 90 grados y ponerse en marcha.

Starbucks extiende su servicio de delivery a 2.000 tiendas por medio de UberEats

Uno de los aspectos más positivos de Nexus es que se ajusta a una plataforma de aterrizaje de 12 metros x 12 metros, lo que quiere decir que las ciudades donde este sistema de transporte exista no deberán modificar radicalmente su estructura para facilitar el aterrizaje. Asimismo, se conoció que el taxi volador dispone de un sistema de energía eléctrica híbrido, que le permite volar sin hacer tanto ruido como los helicópteros.

A pesar de que el prototipo no está listo aún, Bell espera comenzar su programa de pruebas el año 2023 e iniciar sus operaciones el mismo año. Todavía no se conocen detalles sobre los precios de este tipo de servicios, pero lo cierto es que la manera de solicitarlos en Uber será muy parecida a la actual forma de solicitar taxis a través de la aplicación.

Más en TekCrispy