Amazon anunció un acuerdo con la compañía robótica de almacenes Balyo, para automatizar los almacenes de la tienda online con los montacargas autónomos de la empresa francesa.

Un reporte de Reuters, señala que la compañía de Jeff Bezos sigue uniendo esfuerzos para invertir en mejores tecnologías que le ayuden a reducir costes de entrega desde sus almacenes. En este sentido, se conoció que Amazon podría representar un tercio del aporte en la firma francesa de robótica de almacenes, Balyo, en los próximos siete años.

Este acuerdo (…) representa una oportunidad sin precedentes para que Balyo haga crecer su negocio y respalda la solidez de nuestras inversiones a lo largo de los años para perfeccionar nuestras soluciones robóticas”, dijo el presidente ejecutivo de Balyo, Fabien Bardinet.

Según la fuente, el acuerdo establece que Amazon percibirá el 29 por ciento de las acciones gratuitas de Balyo, en relación a los pedidos de la empresa minorista online.

Es decir, si Amazon ordena cerca de USD$349 millones de productos de Balyo, la empresa recibiría garantía del 29% de acciones gratuitas.

Científico de Amazon considera que Alexa necesita un cuerpo de robot para 'entender el mundo'

Balyo, es una compañía francesa en diseño y fabricación de montacargas autónomos a partir de elevadores convenciones. En 2016 presentó su sistema de montacargas o carretillas robots que básicamente consiste en un sistema de navegación que convierte los montacargas en vehículos de conducción automática.

La tecnología autónoma asistida por láser de Balyo, permite construir mapas del espacio que luego se comparan en tiempo real con lo que percibe el módulo de navegación del sistema.

Esto permite que los montacargas se desplacen en los almacenes sin reflectores, cables o imanes, haciendo una instalación muy sencilla.  por lo que su instalación es rápida y sencilla.

La compañía francesa dijo que espera recibir ingresos un 40 por ciento más que los del año anterior, el equivalente a unos 23,3 millones de euros.

Actualmente Amazon cuenta con montacargas de Kiva Systems, una compañía que compró por USD$ 775 millones en 2012.

Más en TekCrispy