Para nosotros es obvio que los objetos movidos por una suave brisa deben ser ligeros, y los que un soplo de viento no pueden mover, son pesados, pero ¿pueden los animales hacer esta deducción? En el caso de los cuervos de Nueva Caledonia, la respuesta parece ser sí.

Ciertamente las urracas y los cuervos son aves que se distinguen por su increíble inteligencia, y con eso en mente, un equipo de científicos realizó un experimento con el propósito de determinar qué tan bien los cuervos pueden inferir el peso de un objeto, en función de cómo se mueve por una brisa.

Propiedades de las plumas de las aves podrían conducir a mejores adhesivos y materiales aeroespaciales

¿Liviano o pesado?

Para tal fin, el equipo de investigadores inicialmente entrenó a 12 cuervos a discriminar entre objetos livianos y pesados. Seis aves fueron recompensadas cuando dejaron caer objetos livianos en un dispensador de alimentos, y las otras seis fueron recompensadas por elegir objetos pesados. Durante este entrenamiento inicial, las aves pudieron tantear y recoger los objetos.

Los investigadores entrenaron a los cuervos a escoger un objeto en función de su peso.

Para la siguiente etapa del experimento, los investigadores suspendieron con cuerdas frente a un ventilador eléctrico, pares de objetos desconocidos, uno liviano y otro pesado.

Los cuervos tenían que observar los objetos en dos condiciones: con el ventilador encendido, en el que la brisa provocaba que el objeto más ligero se balanceara, y con el abanico apagado, en el que ambos objetos permanecían estacionarios.

Durante tres días, las aves realizaron estas observaciones, separadas por unas pocas horas.

Finalmente, los cuervos fueron puestos a prueba; los investigadores evaluaron si las aves recordaban que debían colocar los objetos pesados ​​o livianos en el dispensador de alimentos y así obtener la recompensa esperada.

Después de ver cómo los objetos se movían por efecto de la brisa generada por el ventilador, las aves eligieron el objeto correcto, de acuerdo con la regla que aprendieron anteriormente, en el 73 por ciento de las pruebas.

Sorprendente, pero no inesperado

En la prueba, los cuervos infirieron el peso de los objetos en función de cómo se balanceaban por efecto de la brisa.

En referencia al experimento, la investigadora Sarah Jelbert, académica en el Departamento de Psicología de la Universidad de Cambridge, manifestó:

“Los resultados de esta investigación sugieren que las aves utilizaron el conocimiento preexistente sobre el comportamiento exhibido por objetos de diferente peso en el viento, y sobre esa base, inferir su peso, una información que usaron para guiar sus elecciones”.

Los investigadores expresan que se trata de un resultado sorprendente, pero no del todo inesperado. Es sabido que los cuervos de Nueva Caledonia son aprendices rápidos y muestran habilidades de fabricación de herramientas particularmente impresionantes.

Invasión de osos polares pone en alerta a residentes en Rusia

En su entorno natural, estas aves suelen dejar caer nueces en el suelo para abrirlas. El peso de una nuez puede indicar si se puede comer o si está podrida, por lo que poder inferir el peso por observación no les resulta una tarea desconocida.

Pruebas de inteligencia anteriores también han demostrado que los cuervos tienen habilidades similares a los de los grandes simios, pero en este caso, los cuervos han superado a los primates no humanos.

Referencia: New Caledonian crows infer the weight of objects from observing their movements in a breeze. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 2019. https://doi.org/10.1098/rspb.2018.2332

Más en TekCrispy