Las redes sociales forman una parte importante de nuestro día a día. Sin embargo, pueden ser una bendición y una maldición al mismo tiempo. Si bien estas plataformas nos permiten conectarnos con nuestros seres queridos, al mismo tiempo, pueden ser perjudiciales.

En este sentido, nuestro comportamiento en las redes sociales puede tener una gran influencia sobre nuestro bienestar psicológico y viceversa. Al respecto, de acuerdo a los resultados de una investigación reciente, los comportamientos negativos en estas plataformas podrían estar asociados a un cuadro depresivo severo.

California prueba app que alerta posible crisis mental en usuarios

El uso inadecuado de las redes sociales se relaciona con la depresión

Diversas investigaciones han demostrado que el uso inadecuado de las redes sociales puede acarrear consecuencias negativas. Por ejemplo, se plantea que las personas que se comparan constantemente con otros usuarios de estas plataformas pueden sufrir serios problemas de autoestima.

En la misma línea, se ha observado que el uso inadecuado de las redes sociales se asocia a dificultades en la adquisición y la consolidación de habilidades sociales. Esto se traduce en un obstáculo a la hora de establecer relaciones significativas en el mundo real.

Sobre la base de esto, investigadores de todo el mundo se han dedicado a estudiar el impacto de las redes sociales sobre la vida cotidiana. En este caso, un equipo de investigadores demostró que ciertos comportamientos negativos en las redes sociales podrían estar relacionados con un cuadro de depresión severa. Especialmente en el caso de los Millennials.

Para concluir esto, los investigadores evaluaron a 504 personas pertenecientes a la generación Millennial, usuarias asiduas de redes sociales tales como Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat.

De esta manera, se descubrió que las personas que cumplían con los criterios diagnósticos para depresión mayor tendían a obtener puntajes más altos en escalas para evaluar la adicción a las redes sociales.

Específicamente, se observó que las personas que se comparan constantemente con otros usuarios de las redes sociales son más propensas a sufrir cuadros de depresión severa. Asimismo, estas personas suelen molestarse cuando las etiquetan en imágenes poco favorecedoras y sus interacciones con otros usuarios de estas plataformas pueden llegar a ser hostiles.

Más que limitar el acceso a las redes sociales, el objetivo es promover un uso más saludable de estas plataformas

Las redes sociales pueden ser una importante fuente de malestar emocional para algunas personas.

A modo de síntesis, se plantea que las personas con depresión tienden a tener interacciones poco agradables con otros usuarios de las redes sociales. A grandes rasgos, estas personas suelen tener pocos seguidores y se molestan ante situaciones que puedan perjudicar su imagen en estas plataformas.

En atención a ello, los investigadores concluyen que las personas que emiten comportamientos negativos en las redes sociales podrían sufrir de depresión. No obstante, hacen falta otros estudios para corroborar los resultados.

Crea un video publicitario para tu marca en segundos con Yala

Adicionalmente, es notable que las redes sociales pueden asociarse a ciertos beneficios, como una ampliación de las redes de apoyo social. Por tanto, la idea no es restringir el acceso a estas plataformas.

Más bien, lo que se pretende es promover mejores comportamientos en las redes sociales a fin de evitar fuentes de malestar psicológico. En estos casos, lo más recomendable es solicitar ayuda especializada, identificar los elementos causantes del malestar y poner en marcha estrategias que favorezcan el bienestar emocional.

Referencia: Social comparisons, social media addiction, and social interaction: An examination of specific social media behaviors related to major depressive disorder in a millennial population, (2019). https://doi.org/10.1111/jabr.12158

Más en TekCrispy