El Tribunal Federal de Australia impuso una prohibición de viajar y congeló los fondos de John Bigatton, un promotor de criptomonedas relacionado con el esquema Ponzi de criptomonedas, BitConnect. Así lo ha informado el diario The Sydney Morning Herald a través de una publicación del pasado sábado 5 de enero.

Los informes señalan que Bigatton opera como director y accionista de la compañía BitConnect International Plc y también como el único representante de Bitconnect Australia. Por su parte, su esposa, Madeline Bigatton, quien habría desaparecido hace un año, también parece estar involucrada en el caso. Y es que figuraba también como única directora y acciones de JB’s Investment Management, una firma también vinculada a su esposo, cuyos fondos también han sido congelados.

Según Sydney Morning Herald, la Sra. Bigatton desapareció el pasado mes de marzo y aún no hay rastro de ella. Sin embargo, su esposo parece no estar implicado en dicho acontecimiento.

Las prohibiciones impuestas sobre el promotor de BitConnect, John Bigatton, tienen origen en la solicitud del regulador corporativo de Australia, ASIC, en plena investigación de sus asuntos comerciales.

El diario australiano ha informado que ASIC inició los procedimientos para la congelación de fondos de Bigatton en diciembre del año pasado. Ahora el juez de la Corte Federal de Australia ha ordenado la divulgación de todas sus cuentas bancarias, “una lista de las ubicaciones de todas las criptomonedas” que son mantenidas por él así como cualquiera cuenta de depósito en garantía que contenga criptomonedas.

Ahora bien, el conflicto en torno a BitConnect involucra una serie de demandas legales que fueron presentados en los Estados Unidos contra la compañía. Esto a raíz de que los promotores de la empresa prometieron a los inversionistas rendimientos de hasta 40 por ciento, además de que podrían podría “convertir una inversión de $ US1000 en un retorno de $ 50 millones de dólares dentro de tres años”.

En enero del año pasado Texas emitió Orden de Cese y Desistimiento de Emergencia contra Bitconnect que prohibió la venta de valores sin licencia. Durante el mismo mes, la compañía recibió advertencias de los reguladores de Carolina del Norte, por lo que cerró formalmente, ocasionando la caída de su criptomoneda en casi 90 por ciento.