Es probable que muchas personas no estén conscientes de cuán prevalente es el vidrio en la vida cotidiana: ventanas, vasos, botellas, lentes y una gran variedad de productos se confeccionan con este común material.

Aunque parezca sorprendente, estos comunes y rutinarios productos permiten vislumbrar el caótico pasado del universo, ya que una nueva investigación ha revelado que el silicio, componente principal del vidrio, se formó originalmente dentro del corazón de las estrellas en explosión.

Una colisión cósmica podría ocurrir en nuestra galaxia antes de lo pensado

Huella digital detectada

Con anterioridad, los científicos han observado una gran cantidad de polvo de sílice en todo el universo, pero hasta ahora no han podido identificar exactamente dónde se forma.

Telescopio espacial Spitzer.

Utilizando el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, un equipo de investigadores de la Universidad de Cardiff pudo, basados en la longitud de onda específica de la luz que se sabe emite el material, detectar la “huella digital” única de silicio en dos supernovas: Casiopea A y G54.1 + 0.3.

Una supernova es un evento dramático que ocurre cuando una estrella masiva finalmente se queda sin combustible, causando que se colapse y termine su vida con una explosión intensa. Es dentro de estas explosiones que los átomos individuales se fusionan para formar muchos elementos comunes, como el azufre y el calcio, y de acuerdo a este estudio, también el silicio.

El equipo de investigación fue capaz de identificar los granos de sílice en las supernovas, basándose en el supuesto de que tenían una forma más parecida a las pelotas de rugby, desafiando el pensamiento común de que son completamente esféricos.

Elemento abundante

Los datos tomados del Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea, pudieron complementar este descubrimiento y proporcionar una estimación de la cantidad de silicio producida por cada explosión.

Cuando una estrella masiva finalmente se queda sin combustible, colapsa y termina su vida con una intensa explosión conocida como supernova.

Al respecto, la investigadora Haley Gomez, profesora en la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Cardiff y coautora del hallazgo, explicó:

“Hemos demostrado por primera vez que la sílice producida por las supernovas era lo suficientemente significativa como para contribuir al inventario de polvo en todo el universo, incluyendo el polvo que finalmente se unió para formar nuestro planeta”.

Astrónomos descubren un gigante oculto orbitando la Vía Láctea

Después del oxígeno, el silicio es el segundo elemento más abundante en la Tierra, constituyendo alrededor del 60 por ciento de la corteza terrestre. Una forma particular de sílice, el cuarzo, es un componente importante de la arena.

Los autores de la investigación puntualizan que cada vez que una persona mira a través de una ventana, camina por el pavimento o pone un pie en la arena de una playa, está interactuando con material que se produjo en explosiones estelares que ocurrieron hace millones de años.

Referencia: Dust in historical Galactic Type Ia supernova remnants with Herschel. Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, 2012. https://doi.org/10.1111/j.1365-2966.2011.20272.x

Más en TekCrispy