Mañana inicia la tan esperada y comentada feria CES 2019 que tiene lugar en la ciudad de Las Vegas, y la compañía coreana Samsung no deja de darnos adelantos de lo que ofrecerán para “el gran día”. En esta oportunidad, estaremos hablan de las novedades en la tecnología de sus pantallas modulares MicroLED.

La primera vez que conocimos estas unidades de visualización modular fue, y no es casualidad, en el CES 2018, cuando Samsung las dio a conocer como “The Wall”, por su necesidad de enfatizar en la capacidad que tenía de ensamblarse en tamaños desconocidos para el momento.

Ahora henos aquí, un año después y la nueva propuesta de la compañía se muestra como un hermano más actualizado de “The Wall”. Durante un evento de prensa, en la ciudad del pecado, Samsung reveló el día de ayer la nueva configuración llamada “The Window”, donde resaltaron las capacidades de ensamblaje en cualquier tamaño, forma, resolución y hasta aspecto.

En esencia, este nuevo producto es bastante similar al televisor de 146 pulgadas que la compañía lanzó el año pasado, ya que mantiene la capacidad de modularidad por secciones, que además cuentan con matrices de píxeles individuales con tecnología LED.

El presidente de la división de pantallas de Samsung, Jonghee Han, aseguró que esta nueva propuesta de pantalla transforma la idea convencional y tradicional que se tiene de un televisor. Además, afirma que se podrá colocar en cualquier espacio de la casa, ya que es personalizable.

Aunque no se conocen extensos detalles de la nueva pantalla, los datos que sí sabemos es que este nuevo modelo se podrá reducir hasta 75 pulgadas mientras mantiene la excelente resolución 4K. Además, sabemos que aún no estará disponible para el consumo comercial, pero nos imaginamos que al momento de llegar al mercado, no será muy pronto ni muy económico.

De momento, solo nos queda emocionarnos porque más especificaciones de este y otros productos están por llegar en menos de 24 horas.