En los años 90, los científicos descubrieron que el universo se mantiene en constante expansión. Inicialmente se asumió que en algún momento, y por efecto de la gravedad, eventualmente esta expansión se ralentizaría.

Pero años más tarde, cuando el Telescopio Espacial Hubble entró en funcionamiento, los científicos descubrieron que la expansión del universo no se estaba desacelerando, y que por el contrario, acelera cada vez más. La explicación para esta observación fue que el espacio no está vacío, que está compuesto por una cantidad importante de lo que llamaron energía oscura, la cual empuja al universo a continuar expandiéndose.

Sonda espacial OSIRIS-REx de la NASA llega al asteroide Bennu luego de un viaje de dos años

Sin respuestas satisfactorias

Al día de hoy, la energía oscura sigue siendo uno de los misterios más grandes del universo. Los científicos esperaban que la teoría de cuerdas, que plantea que toda la materia consiste en entidades vibrantes similares a cuerdas y la existencia de más dimensiones espaciales que las tres que ya forman parte del conocimiento cotidiano, ofreciera respuestas.

El modelo propone que el universo entero está ubicado en el borde de esta burbuja en expansión.

Se han propuesto modelos en la teoría de cuerdas que se cree que dan origen a la energía oscura; sin embargo, estos han recibido críticas cada vez más duras, y se ha llegado a afirmar que ninguno de los modelos propuestos hasta la fecha es viable.

Los físicos teóricos han pasado los últimos 15 años tratando de entender la energía oscura sin verdadera suerte, y se ha sugerido que tal vez se deba pensar en un modelo completamente nuevo del universo.

En este sentido, un equipo de investigadores de la Universidad de Uppsala en Suecia, ha sugerido un nuevo modelo del universo que finalmente puede resolver el misterio de la energía oscura.

Según los científicos suecos, el universo entero está ubicado en el borde de esta burbuja en expansión. El nuevo modelo asume que toda la sustancia existente en el Universo corresponde a los extremos de las cuerdas que se extienden en una dimensión adicional.

Un nuevo enfoque

El nuevo modelo descrito propone que el universo está montado en una burbuja en expansión en una dimensión adicional. También proponen que la materia que vemos, tocamos y medimos se conecta a los extremos de las cuerdas que se extienden en la dimensión adicional.

De acuerdo a esta propuesta, es perfectamente viable la existencia de otros universos.

Al demostrar que la teoría de cuerdas realmente puede funcionar con este nuevo modelo, los físicos han demostrado que las burbujas en expansión de este tipo son perfectamente aceptables dentro de la teoría de cuerdas.

La sonda InSight de la NASA captura su primera selfie en Marte

Una implicación emocionante de esta nueva investigación se basa en el hecho que, en teoría, podría haber una multitud de otros universos que también tienen sus propias burbujas.

Los autores de la investigación creen que su “nueva imagen del universo” puede proporcionar nuevos métodos de investigación y ser utilizada para probar la teoría de cuerdas.

Referencia: Emergent de Sitter Cosmology from Decaying Anti–de Sitter Space. Physical Review Letters, 2018. https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.121.261301

Más en TekCrispy