La atención visual es un mecanismo desplegado espacialmente que permite el procesamiento eficiente de una amplia gama de información sensorial. En nuestro entorno, los objetos varían en múltiples dimensiones, incluyendo color, forma, límites, tamaño y significado semántico.

Dichas propiedades permiten que un observador distinga entre diferentes objetos y también contribuye al despliegue de atención. Si bien el rol del tamaño físico del mundo real en la percepción es claro, el efecto del tamaño inferido en la selección atencional no es bien comprendido.

La mayoría de los adultos mayores se sienten más jóvenes de la edad que tienen

Asigna atención

En este sentido, un estudio realizado por investigadores de la Universidad George Washington, reveló información importante sobre cómo el cerebro humano procesa la información y asigna la atención.

Sólo se puede prestar atención a una cantidad limitada de información a la vez, por lo que el cerebro se vale del tamaño conocido de los objetos para asignar cuotas de atención.

El estudio muestra que las personas prestan atención a los objetos según su tamaño del mundo real, en lugar de como son percibidos por el ojo.

Para determinar si el cerebro humano asigna atención de manera diferente según el tamaño de un objeto, el equipo de investigación mostró a un grupo de voluntarios varias imágenes de objetos cotidianos grandes y pequeños, como una ficha de dominó o una mesa billar, pero los presentaron en un tamaño fijo idéntico.

El equipo midió el tiempo que tardaron los participantes en identificar los objetivos incrustados en las imágenes mostradas.

Los investigadores encontraron que las respuestas fueron más rápidas en los objetos más pequeños conocidos del mundo real, en comparación con los más grandes, a pesar de que el espacio ocupado por ambos objetos en el ojo era el mismo.

Los investigadores explican que debido a que una persona sólo puede prestar atención a una cantidad limitada de información a la vez, el cerebro usa el tamaño de los objetos para determinar cuánta atención se debe asignar a ese objeto.

Correlación directa

En nuestro entorno, los objetos varían en múltiples dimensiones, incluyendo color, forma, límites, tamaño y significado semántico.

La doctora Sarah Shomstein, investigadora afiliada al Departamento de Psicología de la Universidad George Washington y autora principal del estudio, explicó:

“Si a la vista los objetos tienen el mismo tamaño, pero la persona sabe que uno de ellos es más pequeño, como una ficha de dominó cercana en lugar de una mesa de billar lejana, el cerebro le asigna más atención al elemento más pequeño”.

Adicionalmente, a los participantes se les mostró una serie de imágenes de objetos cotidianos en una pantalla y se les pidió que calificaran el tamaño de cada objeto en una escala del uno (muy pequeño) al seis (muy grande).

¿Por qué la mayoría de las madres cargan a sus bebés en el lado izquierdo?

Los hallazgos mostraron una correlación directa entre la forma en que los participantes calificaron el tamaño de cada objeto y el tiempo que tardaron en responder a los estímulos objetivo dentro de las imágenes mostradas en la prueba anterior.

Estos hallazgos tienen implicaciones importantes para los modelos de control atencional, que incluyen desde un radiólogo que busca tumores de diversos tamaños, hasta un agente de seguridad aeroportuario encargado de buscar amenazas ocultas en el equipaje.

Referencia: Attention scales according to inferred real-world object size. Nature Human Behaviour, 2019. https://doi.org/10.1038/s41562-018-0485-2

Más en TekCrispy