Según el último memorándum del Departamento de Bancos del estado Texas las stablecoin serán calificadas como dinero, por tanto, sus emisores necesitan una licencia para operar en el estado.

El documento fue publicado el miércoles por el Comisionado de la Banca de Texas, Charles Cooper. Cooper señala que las criptomonedas en generan no son visto como dinero según la ley de Texas, y el intercambio de criptomonedas por fiat no cuenta como “cambio de moneda”. Por lo tanto, las empresas nuevas no necesitan adquirir licencias de cambio de moneda para operar en este estado.

Sin embargo, el caso específico de las stablecoins es otra cosa; estás pueden caer en las definiciones existentes de “dinero” o “valor monetario” y, por lo tanto, cualquier persona que adquiera el criptoactivo tiene un derecho a los activos en moneda soberana que estarían respaldando la cantidad de tokens que posee. Esto se debe a que “el emisor ha asumido la obligación de proporcionar una moneda soberana a cambio de la stablecoin en un momento posterior“, afirma Cooper.

En el memorándum definen a las Stablecoins como “una forma de monedas virtuales centralizadas que está respaldado por el emisor con moneda soberana, metales preciosos o criptomoneda y, por lo tanto, posee valor intrínseco”. Así, Cooper argumenta que “debido a que las stablecoin respaldadas por monedas soberanas pueden ser considerada como dinero o valor monetario según la Ley de Servicios Monetarios, recibirla a cambio de una promesa para que esté disponible en un momento posterior o en una ubicación diferente puede ser una transmisión de dinero”.

El documento hace un resumen de la política bancaria de Texas respecto a diferentes formas de transacciones de criptomonedas, como critotomoneda/criptomoneda, criptomenda/fiat, y cabe señalar que el primer caso no califica como transferencia de dinero. Cooper concluye su memo advirtiendo a los intercambios y otras empresas nuevas que deben cumplir con las leyes pertinentes, especialmente si realizan transferencias de dinero.