La alergia alimentaria es una condición de salud potencialmente mortal que puede afectar negativamente el bienestar de las personas que la padecen. De acuerdo a una reciente investigación 1 de cada 10 personas en los Estados Unidos padece alergias a los alimentos, pero casi el doble de esa cifra cree erróneamente que son alérgicos a los alimentos.

Los investigadores encuestaron a más de 40.000 adultos de todo el país y encontraron que aproximadamente el 10 por ciento era alérgico a uno o más alimentos. Sin embargo, también descubrieron que el 19 por ciento de los encuestados informaron que eran alérgicos a ciertos alimentos, aunque no experimentan las reacciones físicas que típicamente acompañan a una respuesta alérgica alimentaria genuina.

Hospital en Los Ángeles incorporará Alexa en habitaciones como parte de programa piloto

Malinterpretar síntomas 

Si bien no hay duda que las alergias a los alimentos son reales, y para algunos pueden ser potencialmente mortales, las personas que se diagnostican a sí mismas como alérgicas a los alimentos sin consultar a un profesional médico pueden malinterpretar sus síntomas como una reacción alérgica.

Los síntomas de las alergias alimentarias pueden incluir urticaria, picazón e hinchazón en la nariz y la garganta, así como dolor de estómago o náuseas.

En esos casos, lo que los individuos estaban experimentando podría ser un signo de intolerancia a los alimentos u otras afecciones relacionadas con los alimentos, en lugar de una verdadera respuesta alérgica.

Los investigadores descubrieron que sólo la mitad de los adultos con alergia alimentaria convincente tenían un diagnóstico confirmado por el médico, y menos del 25 por ciento reportó una receta actual de epinefrina.

Los datos del estudio indican que los alérgenos alimentarios más prevalentes entre los adultos estadounidenses son los mariscos (7,2 millones), la leche (4,7 millones), el maní (4,5 millones), la nuez de árbol (3 millones), el pescado de aleta (2,2 millones), el huevo (2 millones), el trigo (2 millones), la soya (1,5 millones) y el sésamo (0,5 millones).

Más de lo estimado

Como hallazgo complementario, el estudio reveló que el desarrollo de alergias alimentarias en la edad adulta ocurre con más frecuencia de lo esperado; aproximadamente el 48 por ciento de los adultos alérgicos a los alimentos desarrollaron al menos una de sus alergias como adulto.

Los mariscos son los alérgenos alimentarios más prevalentes entre los adultos estadounidenses.

Los autores del estudio manifiestan que si una persona sospecha que tiene una alergia alimentaria, es fundamental que visite a un médico para realizar una prueba y un diagnóstico, ya que es posible que sea alérgica a otros alimentos y no aún no lo sepa, o tener afecciones concomitantes, como el asma.

Investigadores descubren un vínculo crucial entre las células madre del cerebro y del intestino

Las reacciones alérgicas son la respuesta del sistema inmunitario a un desencadenante que se percibe como una amenaza. Cuando algunas personas comen cierto tipo de alimentos, como nueces, mariscos, trigo o productos lácteos, emiten una señal de alarma a su sistema inmunológico, provocando reacciones que pueden variar ampliamente entre las personas.

Los síntomas de las alergias alimentarias pueden incluir urticaria, picazón e hinchazón en la nariz y la garganta, así como dolor de estómago o náuseas. En casos extremos, las alergias alimentarias pueden provocar anafilaxis, un estado de shock acompañado de presión arterial baja y vías respiratorias constreñidas, que puede resultar fatal si no se trata oportunamente.

Referencia: Prevalence and Severity of Food Allergies Among US Adults. JAMA Network Open, 2019. https://doi.org/10.1001/jamanetworkopen.2018.5630

Más en TekCrispy