El fabricante surcoreano ha anunciado hoy que formará parte del esfuerzo Automotive Grade Linux (AGL) de la Fundación Linux, una plataforma de código abierto para coches conectados que actualmente cuenta con más de 140 miembros, entre los que destacan Toyota, Ford, Suzuki, Honda, Nvidia, Intel, LG y ARM.

En el anuncio se elogia la creciente adopción de AGL, cuyos miembros trabajan de manera colaborativa para desarrollar aplicaciones de telemática, información y entretenimiento para coches. En este sentido, Dan Cauchy, director ejecutivo de AGL de la Fundación Linux, afirmó:

El rápido crecimiento de AGL demuestra que los fabricantes de coches se están dando cuenta del valor comercial que el código abierto y el desarrollo de software compartido puede proporcionar.

Hyundai reveló a través de su Centro de Tecnología, Información y Entretenimiento, que esta colaboración es crucial para la compañía, debido a sus intenciones de desarrollar sus servicios automotrices a través de una “visión de coches conectados”.

Un bottleneck o cuello de botella, representa un límite en la capacidad de un sistema o conexión de transferir información. Este límite puede reducir el tráfico cuando el sistema sufre una sobrecarga. Por ello, el cuello de botella radica en la calidad del software que crean sus desarrolladores internos.

Hyundai permitirá ajustar rendimiento de vehículos eléctricos con ayuda del blockchain

AGL reveló que un coche conectado al menos 100 millones de líneas de código, lo que hace que el desarrollo de software sea un elemento vital para la innovación en el sector automotriz. Para Hyundai, esta asociación representa una mejor alternativa para el desarrollo de sus tecnologías para coches.

Por su parte, la Fundación Linux acaba de concluir un año totalmente exitoso, donde atrajo a su proyecto de código abierto a compañías como Uber, Warner Bros, Sony Pictures Entertainment y otras decenas de empresas. Una de las mayores ventajas de AGL es que ofrece el 70 por ciento de las herramientas para poner en marcha un proyecto de producción, incluyendo el middleware, el sistema operativo y el marco de desarrollo de las aplicaciones.

Más en TekCrispy