Con el pasar de los años, los índices de adolescentes que se autolesionan han aumentado de forma importante. Esta se trata de una práctica consistente en la producción intencionada de heridas sobre el propio cuerpo, generalmente sin intenciones suicidas.

No obstante, las prácticas autolesivas están asociadas a importantes trastornos mentales, como la depresión. Tras investigar este fenómeno, un equipo de investigadores descubrió que los adolescentes que se autolesionan suelen tener antecedentes de maltrato infantil, además de problemas de autocontrol.

¿Una dieta saludable puede aliviar los síntomas de la depresión?

Asimismo, se descubrió que los jóvenes que ponen en marcha estas prácticas tienen más probabilidades de cometer delitos violentos en comparación con aquellos que no lo hacen. Estos resultados podrían motivar el desarrollo de estrategias de intervención para prevenir autolesiones, crímenes violentos y otros problemas asociados.

Cada vez son más los jóvenes que se autolesionan

De acuerdo a estimaciones, tan solo en los Estados Unidos y en el Reino Unido, los índices de adolescentes que se autolesionan han aumentado significativamente. Específicamente, según estudios, uno de cada cuatro adolescentes emprende estas prácticas.

Por su parte, en el Reino Unido, la incidencia anual de jóvenes que se autolesionan ha aumentado hasta en un 70% durante los últimos tres años. Bajo esta premisa, un equipo de investigadores decidió investigar el fenómeno, con el objetivo de determinar sus factores de riesgo y otros problemas asociados.

Para ello, se comparó el comportamiento de adolescentes que se autolesionan con el de jóvenes que se hacen daño a sí mismos y, al mismo tiempo, tienden a ser violentos con otros. Por tanto, se trabajó con 2.232 gemelos del Reino Unido, nacidos entre 1994 y 1995, participantes del Estudio Longitudinal de Gemelos de Riesgo Ambiental.

En esta base de datos, se contempla información de los participantes durante sus primeros 20 años de vida. Adicionalmente, se realizaron entrevistas para evaluar la conducta autolesiva y la comisión de delitos violentos, además de revisar los registros policiales.

De esta manera, se encontró que los adolescentes que se autolesionan suelen tener antecedentes de maltrato infantil, además de problemas de autocontrol. En la misma línea, se observó que aquellos que cometen autolesiones, tienen más probabilidades de involucrarse en crímenes violentos.

Esto sugiere que los adolescentes que se hacen daño a sí mismos, pueden ver la violencia como una estrategia de solución de problemas. Por tanto, empiezan a usar la violencia contra sí mismos y contra los demás.

Es necesario diseñar intervenciones para prevenir las autolesiones

Muchos adolescentes que se autolesionan tienen un historial de maltrato infantil, lo que puede desencadenar depresión.

Luego de llevar a cabo el estudio, se demostró que los jóvenes que tienden a ser violentos consigo mismo, tienen más probabilidades de ser violentos con los demás. Igualmente, se observó que los adolescentes que se autolesionan suelen tener tasas más altas de síntomas psicóticos y problemas de adicción.

Al respecto, los investigadores infieren que estos comportamientos podrían estar relacionados a un pasado de maltrato y victimización, además de dificultades para controlar su propio comportamiento.

Niños con enfermedad inflamatoria intestinal son más propensos a trastornos psiquiátricos

Por tanto, se sugiere el desarrollo de medidas preventivas a fin de disminuir el índice de este problema. En líneas generales, los investigadores recomiendan que los especialistas deben evaluar de forma rutinaria el riesgo de autolesiones en los adolescentes, sin descartar el riesgo suicida y las tendencias a cometer actos violentos contra otros.

Finalmente, los investigadores plantean que es necesario desarrollar investigaciones interdisciplinarias, conjugando capos como la Psicología, la Psiquiatría y la Criminología, a fin de desarrollar más conocimientos sobre este fenómeno y diseñar medidas correctivas.

Referencia: Adolescents Who Self-Harm and Commit Violent Crime: Testing Early-Life Predictors of Dual Harm in a Longitudinal Cohort Study, (2018). https://doi.org/10.1176/appi.ajp.2018.18060740

Más en TekCrispy