Cuando se habla de trabajar, las personas suelen imaginarse a un empleado bien vestido, trabajando desde su oficina o cubículo junto a sus compañeros. Sin embargo, en la actualidad, son cada vez más frecuentes los trabajos remotos.

Al respecto, de acuerdo a los resultados de un estudio reciente, trabajar desde casa puede aumentar la productividad de los empleados. Sin embargo, a la hora de emprender la iniciativa, deben tenerse en cuenta una serie de factores.

Microsoft capacitará a 15,000 trabajadores en habilidades de IA para 2022

Trabajar desde casa puede aumentar la productividad de la empresa

Con el pasar del tiempo, trabajar en una oficina se ha vuelto cada vez más costoso y menos rentable, tanto para los empleadores como para los trabajadores. Tal es el caso de una agencia de viajes china, llamada Ctrip, que, dado el crecimiento de la empresa, se cuestionó la viabilidad de alquilar una oficina más grande o poner en marcha la iniciativa de trabajar de forma remota.

Antes de tomar la decisión, los directivos solicitaron el apoyo de un equipo de economistas de Stanford, quienes diseñaron una investigación en la que participaron 249 empleados de la agencia por nueve meses en total.

Específicamente, se crearon dos grupos de trabajadores. Los empleados cuyo cumpleaños fuese un día par, trabajarían desde casa durante cuatro días de la semana. Por su parte, los trabajadores cuyo cumpleaños cayera en un día impar, trabajarían desde la oficina. En un principio, se esperaba que los que trabajaban desde casa mostrarían menores índices de productividad.

Sin embargo, esto no fue lo que ocurrió. Más bien, aquellos que trabajaron de forma remota aumentaron su productividad hasta en un 13%. En este sentido, los empleados que trabajaron desde casa se esforzaron más, trabajaron más y mejoraron su productividad, en comparación con los que se quedaron en la oficina.

Como si esto no fuese suficiente, se observó que las ganancias de la agencia de viajes aumentaron hasta 2.000 dólares por cada empleado que trabajó de forma remota. Así, los resultados fueron tan impresionantes, que la empresa implementó la iniciativa de trabajar desde casa para todos los niveles de la compañía.

El trabajo remoto debe adaptarse a las necesidades de la empresa y de los trabajadores

Trabajar desde casa tiene sus ventajas y sus desventajas.

A modo de síntesis, tras poner a prueba la iniciativa de trabajo remoto, una agencia de viajes china experimentó un aumento de la productividad de sus trabajadores nunca antes observada. Tanto es así que las ganancias aumentaron hasta 2.000 dólares por cada empleado que trabajó desde su propio hogar.

Así, los resultados sugieren que trabajar desde casa puede ser una buena iniciativa para aumentar los niveles de productividad de las empresas. Esto se debe a varios factores. Por ejemplo, al trabajar en casa, las personas ahorran el tiempo que le dedicarían a viajar desde su hogar hasta la oficina.

Adicionalmente, en casa puede haber menos distracciones, como conversaciones entre compañeros de trabajo. Todo este tiempo ahorrado puede invertirse en actividades más productivas.

Faraday Future despide a decenas de trabajadores con licencias no remuneradas

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los trabajos pueden realizarse de forma remota; algunos empleos requieren de interacciones cara a cara que no pueden sustituirse. Además, algunos empleados pueden terminar siendo víctimas de la flojera y otros distractores al trabajar desde casa.

Aún así, los investigadores concluyen que una buena parte de las empresas podrían beneficiarse de esta iniciativa, dándoles la oportunidad de elegir si desean trabajar desde casa al menos unos días a la semana. Todo dependerá de las necesidades de la empresa y las preferencias de los trabajadores.

Referencia: Bloom, N., Liang, J., Roberts, J. y Yang, J. (2018). Evidence from a Chinese Experiment on Working from Home. The National Bureau of Economic Research

Más en TekCrispy