La unidad autónoma de General Motors, Cruise Automation, se está asociando con DoorDash –servicio de mensajería a pedido que nació en 2013 de la mano de unos estudiantes de la Universidad de Standford – para ofrecer un servicio delivery en la ciudad de San Francisco, utilizando vehículos autónomos.

Según lo comunicado por Penn Daniel, el jefe de Operaciones de Proyectos Especiales de DoorDash, las primeras entregas de alimentos usando vehículos automatizados se darán a partir del mes de marzo de este año nuevo.

Esta noticia llega tan solo dos días después de que Dan Ammann, el antiguo presidente de GM, pasara a asumir el rol formal como CEO de Cruise Automation. Ammann entra en reemplazo del fundador de Crusie Kyle Vogt, quien es el actual presidente y director de tecnología de la unidad autónoma que se asocia con DoorDash.

De acuerdo al programa piloto, los vehículos Chevy Bolt de Cruise serán utilizados para hacer las entregas a los clientes de DoorDash en San Francisco. Esta asociación con la compañía de entregas fundada por Andy Fang, Stanley Tang y Tony Xu es una forma para que la compañía de Vogt pueda comenzar con sus incursiones en operaciones comerciales.

Hotel japonés de robots despide a sus "empleados"

Estos primeros pasos serán de gran utilidad para Cruise en su travesía por querer ofrecer el servicio de viaje compartido. De acuerdo con DoorDash, la idea de esta asociación está en escalar y mejorar las experiencias de los clientes.

Aunque esto parece ser una movida vanguardista, Cruise no es la única unidad de carros autónomos que está explorando los servicios de entrega automatizados como un posible modelo de negocio.

Por su parte, Ford cuenta con sociedades con Walmart, Instacart y Domino’s Pizza, Waymo se encuentra probando con camiones de conducción automática en Atlanta, y hasta las startups se encuentran incursionando en este “mundo”, como es el caso de Nuro – compañía de robots – que ya ha implementado el uso de vehículos de entrega sin conductores en la ciudad de Arizona.

Más en TekCrispy