Mientras el mundo entero estaba celebrando la llegada del Año Nuevo 2019, la NASA celebró un hito distinto a más de mil millones de kilómetros de Plutón. La sonda New Horizons completó con éxito su acercamiento y sobrevuelo a la Ultima Thule, el objeto más lejano de nuestro Sistema Solar.

A primera hora del día de ayer, la nave espacial se acercó a unos 3,500 kilómetros de la Ultima Thule, lo que representa hasta tres veces más de lo que New Horizons se acercó a Plutón en 2015.

Las mejores imágenes capturadas durante el sobrevuelo no llegarán a la Tierra hasta dentro de algunos meses, sin embargo, la NASA ha revelado la primera imagen capturada por la sonda, que muestra un objeto con forma de ‘cáscara de maní’ que gira como una hélice.

Esta primera imagen confirma las afirmaciones de los expertos, quienes dijeron anteriormente que la Ultima Thule tenía forma alargada y curvada en sus extremos. Incluso algunos investigadores de la misión llegaron a considerar que la Ultima Thule consistía en dos objetos que orbitaban entre sí a una distancia muy cercana.

Investigadores de la NASA han descubierto otro cráter de impacto bajo el hielo de Groenlandia

En todo caso, las nuevas imágenes revelan que el objeto misterioso tiene una longitud de 32 kilómetros de largo y 16 kilómetros de ancho en su punto de mayor grosor. A pesar de que el equipo de la NASA a bordo de New Horizons no ha determinado el tiempo que le lleva al objeto realizar cada movimiento de rotación, la NASA asegura que gira como una hélice.

La forma del objeto y su movimiento giratorio han resuelto el misterio que días atrás detectó la NASA: una curvatura de luz que el objeto generaba a medida que la sonda se acercaba. A pesar de que la imagen revelada por el equipo de New Horizons pueda resultar decepcionante para el público, apenas representa el comienzo.

El hecho de que la nave solo tenga la capacidad de enviar datos a una velocidad de 2 kilobytes por segundo (kb/s), hace que las mejores imágenes tarden cerca de 20 meses en llegar a la Tierra. Esto quiere decir que este año y parte del 2020 observaremos nuevas fotografías reveladoras sobre el objeto más lejano de nuestro Sistema Solar.

Más en TekCrispy