Diversas investigaciones sugieren que cuando se recibe un trasplante de órganos, el receptor puede desarrollar enfermedades que padecía el donador. Por ejemplo, un estudio demostró que las personas que habían recibido órganos de una persona con cáncer, habían desarrollado cáncer luego del trasplante.

En este caso, una mujer de 68 años que nunca había sido alérgica al maní, sufrió una grave reacción alérgica a este alimento después de haber recibido un trasplante de pulmón de un donante que sufría de esta alergia.

Este método permite reparar daños pulmonares antes del trasplante

Una mujer desarrolla alergia al maní luego de un trasplante de pulmón

El curioso caso se trata de una mujer de 68 años de edad, que nunca había experimentado reacciones alérgicas al maní u otras nueces, hasta que recibió un trasplante de pulmón. Esta paciente, requería un trasplante de pulmón para tratar su enfisema, una enfermedad en la que los sacos de aire en los pulmones se dañan, dificultando la respiración.

Así fue como esta mujer recibió un trasplante del pulmón izquierdo de un donante masculino de 22 años de edad. De acuerdo a los registros, la operación y el proceso de recuperación iban según lo planeado. No obstante, un día antes de salir del hospital, la paciente sintió una gran opresión en el pecho y experimentó dificultades para respirar.

En un principio, los médicos no encontraban explicación para estos síntomas, pues las pruebas realizadas no arrojaban conclusiones definitivas. En este sentido, no fue sino hasta que esta mujer reportó que los síntomas iniciaron luego de haber comido un sándwich de jalea y mantequilla de maní, que los médicos sospecharon de una posible alergia.

Específicamente, esta mujer no tenía antecedentes de alergias previas y carecía de otros síntomas típicos de un shock anafiláctico, como erupciones cutáneas o dolor de estómago.

Por tanto, los médicos sospecharon que esta alergia podría tener su origen en el órgano trasplantado. Así, los especialistas confirmaron sus sospechas cuando la agencia de trasplantes corroboró que el donante masculino era alérgico al maní.

Además, más adelante, las pruebas cutáneas confirmaron la alergia de esta mujer al maní y también a las almendras, los anacardos, el coco y las avellanas. De esta manera, la paciente, además de recibir un nuevo pulmón del donante, recibió una alergia al maní y otros frutos secos.

Desarrollar alergias luego de un trasplante de órganos

Luego del diagnóstico, la principal recomendación para la paciente fue mantenerse alejada del maní y otros frutos secos.

Si bien es raro que las alergias a los alimentos se transfieran desde los donantes a los receptores luego de un trasplante de órganos, este es un fenómeno que ha ocurrido en otras oportunidades. Por ejemplo, otros estudios han informado de casos de alergias adquiridas de donantes de órganos luego de trasplantes de hígado, riñón, médula ósea y corazón.

Aún así, no todos los receptores de un trasplante de órganos desarrollan este tipo de condiciones. En este caso, se sugiere que los niños y las personas que reciben un trasplante de hígado tienen más probabilidades de desarrollar este tipo de alergias provenientes del donador del órgano.

Este método permite reparar daños pulmonares antes del trasplante

Por otro lado, otros estudios han demostrado que estas alergias adquiridas ocurren con mayor frecuencia cuando los pacientes reciben tacrolimus como medicamento inmunosupresor. Este fármaco tiene la función de reducir los riesgos de que el organismo rechace el órgano luego del trasplante.

En el caso de la paciente, el tacrolimus fue el medicamento recetado para evitar el rechazo del órgano trasplantado. Por tanto, la principal recomendación fue mantenerse alejada de los frutos secos anteriormente mencionados. Finalmente, los investigadores se han propuesto continuar estudiando el fenómeno a fin de evaluar si la tolerancia a los alérgenos cambia con el tiempo o se mantiene a lo largo de la vida.

Referencia: Acquired Donor Peanut Allergy From Lung Transplantation Resulting in Respiratory Failure: A Case Report, (2018). https://www.doi.org/10.1016/j.transproceed.2018.08.001

Más en TekCrispy