En los últimos años, ha sido notable el crecimiento de una comunidad digital en particular, especialmente en plataformas de video como YouTube. Se trata de las personas que disfrutan del ASMR.

ASMR es el acrónimo de “Autonomous Sensory Meridian Response”, que se traduce como Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma. Este fenómeno es descrito como una sensación placentera de hormigueo que se extiende desde la parte posterior del cuello y de la cabeza hacia el resto del cuerpo ante una serie de estímulos inusuales, como susurros, que, según sus aficionados, resulta relajante y les ayuda a combatir el insomnio y el estrés.

Así, Internet se ha llenado de videos de personas susurrando, cortando jabones, hojeando revistas o periódicos, entre otros. Veamos de qué se trata este fenómeno, cuál es su origen y cómo se ha explicado desde la ciencia.

¿Qué es el ASMR?

El ASMR resulta muy relajante para un gran número de personas.

YouTube es el hogar de miles de comunidades dedicadas a una infinidad de temas. Sin embargo, recientemente, se ha visto cómo una clase particular de videos han ganado mucha popularidad. Se trata de un tipo de contenidos en los que el sonido es el protagonista.

En este caso, los videos de ASMR giran en torno a sonidos que producen sensaciones placenteras y de relajación tan intensas que en poco tiempo ganan miles de visitas. De hecho, según el informe de Instagram del 2018, los contenidos relacionados al ASMR representan su comunidad nicho de mayor tamaño.

Tal como se mencionó anteriormente, el ASMR hace referencia a sensaciones de hormigueo que se producen ante estímulos inusuales, como el sonido de una barba siendo cepillada o la percepción del sonido de una persona hojeando una revista.

De esta forma, el ASMR se trata de una nueva moda, basada principalmente en estímulos visuales y auditivos que producen intensas sensaciones placenteras y relajantes. No por nada, estas reacciones también son llamadas “orgasmos cerebrales” A grandes rasgos, no resulta sencillo definir una respuesta sensorial meridiana autónoma.

Sin embargo, los expertos coinciden que se trata de una sensación placentera, experimentada como un hormigueo que recorre la cabeza, el cuello y el resto del cuerpo, producida ante una mezcla de estímulos auditivos, visuales y cognitivos. Así, el término ASMR, se utiliza para hacer referencia tanto a las sensaciones de placer, como a los videos que las producen.

Para crear estas sensaciones, los aficionados desarrollan sus contenidos con micrófonos preparados para captar sonidos en tres dimensiones, lo que se conoce como sistemas de escucha biaural. Así, se crea una sensación auditiva envolvente, especialmente cuando los oyentes se colocan audífonos.

Lo más común en este tipo de videos son susurros y patrones de sonido repetitivos, como el de las uñas tamborileando sobre alguna superficie o el sonido de una persona escribiendo en el teclado de su computadora. Este tipo de estímulos resultan tan relajantes para los aficionados que, según sus reportes, les ayudan a conciliar el sueño y a combatir la ansiedad, el estrés y la depresión.

Este es el origen del ASMR

Dada la popularidad del ASMR, celebridades como Cardi B se han sumado a la iniciativa.

El ASMR es un fenómeno conocido desde hace relativamente poco tiempo. Esta clase de videos empezaron a aparecer con frecuencia en el 2010, a partir de lo que se ha creado una comunidad que, en total, podría acumular miles de millones de visitas. Aun más, existen canales de transmisión en vivo en los que es posible percibir sonidos de ASMR en tiempo real por horas.

Sin embargo, su origen exacto fue en 2007, en foros de Steadyhealth, en un post en el que se describía esta respuesta como una “sensación extraña que se siente bien”. Más adelante, con el pasar del tiempo, miles de personas se sumaron a lo que sería la posibilidad de experimentar orgasmos cerebrales ante diversos estímulos.

Específicamente, el término ASMR fue acuñado por Jennifer Allen, una profesional en seguridad informática oriunda de Nueva York, al abrir un grupo de Facebook llamado “ASMR Group”. Así, a medida que fueron llegando más aficionados, el grupo fue creciendo y la cantidad de videos se fue incrementando.

De hecho, en abril de ese año, se celebró el primer evento relacionado al ASMR, que recibió por nombre “Hug Your Brain Day” o “El día de abrazar a tu cerebro”. A partir de allí, el fenómeno fue indetenible.

Desde ese momento, los aficionados al ASMR defienden la idea de que estos videos sirven para relajarse, aliviar la depresión, curar el insomnio y tratar el dolor crónico. De igual forma, los creadores de estos contenidos, han sido capaces de reunir cantidades de seguidores lo suficientemente grandes como para hacer que el ASMR sea una de las tendencias más importantes del 2018.

¿Cómo funciona el ASMR?

Uno de los sonidos más populares en el ASMR es el de personas explotando plástico de burbujas para embalaje.

En resumen, el ASMR hace referencia a una nueva tendencia del Internet que gira en torno a videos que presentan estímulos auditivos, visuales y cognitivos que generan intensas sensaciones de placer. Lo curioso del caso es que estos estímulos son realmente inusuales, como personas que susurran, hojean revistas, escriben o simplemente golpean la punta de sus dedos contra superficies duras.

En este sentido, estos estímulos desencadenan una reacción descrita como un hormigueo que empieza en la cabeza y se expande por todo el cuerpo; esto se traduce en una poderosa sensación de relajación y placer que, según sus aficionados, puede ayudar a lidiar con la ansiedad, la depresión y el insomnio. No por nada, este fenómeno también recibe el nombre de orgasmos cerebrales.

Siendo el ASMR un fenómeno tan novedoso, son pocas las investigaciones científicas que se han llevado a cabo sobre el tema. Una de ellas, llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Swansea, tuvo como objetivo descubrir si las respuestas asociadas al ASMR eran similares en todas las personas.

Para ello, se realizó una encuesta que abarcaba temas que incluyen desde los estímulos desencadenantes de las sensaciones de placer así como sus efectos sobre el estado de ánimo. Así, se encontró que los susurros son los sonidos más efectivos para desencadenar estas sensaciones, seguido por videos que involucran algún tipo de cuidado personal, además de sonidos nítidos y movimientos lentos.

En la misma línea, se descubrió que la mayoría de las personas ven videos de ASMR para relajarse y lidiar con el estrés. Por su parte, un 5% de las personas encontraron estos videos como sexualmente estimulantes y otro tanto encontró los videos de ASMR perturbadores. No obstante, para la mayoría de los participantes del estudio, los videos de ASMR resultaron una gran fuente de relajación y placer.

¿Por qué el ASMR es tan relajante?

Según los aficionados, el ASMR les ayuda a lidiar con el insomnio, la ansiedad y la depresión.

Al respecto, los expertos infieren que estos sonidos pueden tener efectos psicológicos similares a la música relajante o a los sonidos de la naturaleza. En este caso, esta clase de sonidos pueden ayudar a las personas a distraerse de los pensamientos preocupantes y de los problemas de la vida cotidiana.

Asimismo, se plantea que estos sonidos pueden resultar placenteros y reconfortantes gracias a que traen recuerdos de los cuidados recibidos durante la infancia. Se ha observado que, en la mayoría de los casos, los sonidos asociados al ASMR más poderosos se relacionan a conductas de autocuidado, como peinarse y maquillarse.

Incluso, se ha encontrado un efecto similar en simios cuando observan que otros miembros de su manada están siendo acicalados. De esta forma, se plantea que las sensaciones de placer asociadas al ASMR se relacionan a atenciones, cuidados y mimos recibidos.

Los susurros, por ejemplo, pueden ser similares a la forma en la que le hablan los padres a los bebés. Otro ejemplo, como el sonido de las páginas de alguna revista, puede traer recuerdos a la memoria de las personas de cuando sus padres les leían alguna historia antes de dormir.

En este sentido, es posible que a lo largo de la historia de desarrollo, estos sonidos se hayan asociado a la sensación de relajación, gracias a un proceso de condicionamiento. De esta manera, se hace más probable que ante la mera presencia del estímulo, se emita la respuesta sin posibilidades de tener control sobre ella.

Por otro lado, otra investigación sugiere que estos sonidos activan una estructura cerebral asociada a la relajación y a la ensoñación. No obstante, es notable la falta de investigaciones sobre el tema.

Al respecto, un equipo de investigadores de la Universidad de Sheffield se ha propuesto investigar si la experiencia de ASMR produce respuestas fisiológicas consistentes con la relajación. Por el momento, queda claro que este es un fenómeno inusual, compartido por miles de personas alrededor del mundo que día a día se hacen notar cada vez más en los medios digitales.

Referencias: 

  1. Autonomous Sensory Meridian Response (ASMR): a flow-like mental state. https://doi.org/10.7717/peerj.851
  2. Now You’ve Got the Shiveries. Affect, Intimacy, and the ASMR Whisper Community. https://doi.org/10.1177/1527476414556184
  3. An examination of the default mode network in individuals with autonomous sensory meridian response (ASMR). https://doi.org/10.1080/17470919.2016.1188851