M Sculo Lab Izpis A
Imagen que refleja que la inducción de reprogramación celular parcial mejoró la regeneración del músculo en ratones envejecidos. A la izquierda se muestra la reparación del músculo dañado en ratones envejecidos y a la derecha la regeneración mejorada en los ratones sometidos a reprogramación. Imagen cortesía del laboratorio de Juan Carlos Izpisúa, Instituto Salk de Estudios Biológicos.

Estados Unidos ha mostrado preocupación recientemente a raíz de los indicios de que bandas mexicanas dedicadas al narcotráfico parecen usar medios de criptomonedas ubicados en China para sus operaciones de lavado de dinero. Así lo ha informado el portal Asia Times en un artículo publicado el viernes 28 de diciembre.

El tema salió a flote durante una audiencia del Congreso de los Estados Unidos celebrada el pasado 12 de diciembre, la cual estaba enfocada en los cárteles de droga y la seguridad en la frontera del país con México. En ella, varios altos funcionarios de gobierno hicieron mención del movimiento creciente de organizaciones criminales trasnacionales usando lavadores de dinero asiáticos, y las dificultades actuales para rastrear el dinero ilícito.

Paul Knierim, subjefe de operaciones en la Oficina de Aplicación Global de la Administración de Control de Drogas de los EE. UU. (DEA), declaró que:

“El uso de un corredor de dinero asiático simplifica el proceso de lavado de dinero y agiliza la compra de precursores químicos y parafernalia utilizados en la fabricación de medicamentos para ventas callejeras”.

Por su parte, Janice Ayala, directora de la Fuerza de Tarea Conjunta de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, destacó que las organizaciones criminales chinas trabajaban bajo un contrato. Además, resaltó que se ha registrado un “reciente aumento significativo en el lavado de dinero utilizando las criptomonedas”. A ello agregó que se habían detectado cantidades de documentos falsificado chinos en fondos lavados que pertenecían a delincuentes mexicanos.

Ahora bien, Yaya Fanusie, director de análisis del Centro de Sanciones y Finanzas Ilícitas de la Fundación para la Defensa de las Democracias en Washington DC señaló que las criptomonedas no destacan como el medio preferido para actividades ilícitas:

“La evidencia de que el crimen organizado usando criptografía ha sido escasa. Las criptomonedas no están reemplazando los antiguos métodos de LD. Y los carteles no confían en ellos más que en efectivo”.

Durante la audiencia se resaltó que las criptomonedas también figuran como una de los canales de lavado de dinero, por el anonimato asociado a las mismas. Sin embargo, a nivel mundial, se ha estimado que el volumen de lavado de dinero alcance US$ 2 billones, dentro de lo cual el uso de los criptomonedas aún representa un porcentaje muy pequeño en comparación con otros medios.