¡Buenas noticias para los conservacionistas!, luego de meses de intensa búsqueda, un equipo de investigadores ha encontrado un espécimen de una de las aves más amenazadas de extinción en el planeta Tierra.

Específicamente, se llama del Gallito de Stresemann, un ave de tamaño mediano y cola larga, con un distintivo bigote de plumas sobre su pico. Esta especie, endémica de la selva tropical brasileña, es una de las especies de aves más raras en el mundo y, de acuerdo a estimaciones, corre un serio peligro de extinción.

Gallito de Stresemann es una especie sumamente esquiva del contacto humano

El Gallito de Stresemann, también llamado Merulaxis stresemanni, es un ave de tamaño mediano oriundo de Brasil descubierta en el año de 1830. Sin embargo, desde esa fecha, se ha caracterizado por ser una especie sumamente esquiva.

Luego del primer avistamiento, no fue sino hasta mediados del siglo XX que se logró capturar otro espécimen. Así, esta ave recibe su nombre de manos de Helmunt Sick y Erwin Stresemann, quienes fueron los primeros ornitólogos en caracterizarla.

Posterior a esto, transcurrieron 50 años hasta que, en 1995, otro Gallito de Stresemann fue detectado en su hábitat natural. Con esto, podemos hacernos una idea de lo extraño que resulta encontrar una de estas aves.

Además, teniendo en cuenta los daños ocasionados por el hombre, los científicos catalogan al Gallito de Stresemann como una de las aves que corre mayor peligro de extinción en el planeta Tierra.

Sobre la base de esto, se han instaurado esfuerzos por conservar esta especie en el noreste de Minas Gerais, en Brasil. Se supone que esta localidad es hogar de pequeñas poblaciones de estas aves donde pueden mantenerse vivas y prosperar.

Ahora, tras dos avistamientos de una hembra de esta especie, el 12 y el 14 de diciembre para ser exactos, los conservacionistas mantienen la esperanza de que aún no es muy tarde para salvar al Gallito de Stresemann de la extinción total.

Sin embargo, más allá del alivio asociado a los avistamientos, los expertos aseguran que el futuro de estas aves sigue siendo sombrío gracias a la acción del hombre. En este sentido, se necesitan más esfuerzos por localizar otros especímenes y proteger sus espacios naturales.

Nuevos avistamientos representan una esperanza para salvar al Gallito de Stresemann

Luego de su descubrimiento, el Gallito de Stresemann se ha mantenido esquivo de la mirada del ser humano.

Además de su curioso aspecto, el Gallito de Stresemann se distingue de otras aves gracias a su canto particular. Por tanto, dadas las peculiaridades de la especie, sería una tragedia que se perdiera para siempre. En este sentido, los investigadores se encuentran trabajando arduamente para garantizar la supervivencia de estas aves.

En particular, los esfuerzos se han concentrado en el Bosque de Aves en Brasil. Un área de 952 hectáreas aproximadamente, donde conviven un sinnúmero de especies amenazadas. Para el 2016, esta reserva fue ampliada y se han invertido esfuerzos adicionales para que el Gallito de Stresemann sobreviva.

En particular, los investigadores han aumentado el suministro de alimentos para esta especie y se han colocado madrigueras artificiales para sus nidos en la reserva natural. Así, teniendo en cuenta que, según reportes recientes, las condiciones de la Selva Tropical tienden a empeorar con el paso del tiempo, se espera que estas iniciativas ayuden a salvar la mayor cantidad de especies posible.

En particular, la responsabilidad de esta situación recae sobre los incendios forestales, el cambio climático y la deforestación del hombre. No obstante, luego de un tiempo de larga espera, los nuevos avistamientos del Gallito de Stresemann representan una esperanza de que los esfuerzos de los conservacionistas no serán en vano.

Referencia: Upgren, A. (2018). “World’s Rarest Bird” Sighted In Brazil. American Bird Conservancy