En la actualidad, muchos padres ven como algo normal realizar un seguimiento de la ubicación de los niños para mantenerlos seguros. En China, donde las actividades de vigilancia a la población por parte de las autoridades son algo común, se ha comenzado a utilizar un sistema de rastreo en las escuelas para monitorear a los estudiantes. A diferencia de otros métodos de rastreo conocidos, el sistema está integrado en los uniformes escolares.

Según un informe de ABC, 11 instituciones educativas de la provincia de Guizhou, en el suroccidente de China, han comenzado a implementar el uso de estos uniformes inteligentes para niños. Dentro de cada pieza se han habilitado dos chips, una en cada hombro, que pueden resistir hasta 500 lavados y altas temperaturas (hasta 150 grados centígrados).

La publicación revela que los chips fueron configurados para registrar todas las actividades del niño, incluyendo su ubicación GPS, y enviar alertas cuando los pequeños de desvían de su comportamiento habitual. En el momento en el que el niño ingresa a la escuela, el sistema instalado en el uniforme registra la fecha y la hora exacta, y lo mismo pasa cuando salen del recinto.

Sin embargo, en caso de que un niño intente marcharse de las instalaciones de la escuela sin permiso, o decida escaparse de una clase, la alarma sonará y los profesores podrán tomar las medidas correspondientes. Si un niño se queda dormido durante el desarrollo de una clase, el sistema también activará una alarma.

Faraday Future fabricará coches eléctricos en China junto a firma de videojuegos móviles

Estos uniformes fueron desarrollados por la firma Guizhou Guanyu Technology, y además de incluir chips de seguimiento, incluyen un sistema de reconocimiento facial para garantizar que los niños no se cambien el uniforme. Por su parte, los padres tienen acceso a una app móvil que está vinculada al sistema de rastreo.

Además de poder realizar el seguimiento de lo que hacen sus hijos durante el día, los padres podrán asignar fondos a través del sistema instalado en el uniforme, lo que les permitirá tener un registro de lo que sus hijos compran en la tienda de la escuela. De esta forma, podrán saber también cuando compran algo fuera de las instalaciones de la escuela.

En su sitio web, la compañía desarrolladora de los uniformes reveló que este proyecto fue creado para implementar las políticas estatales de construcción de ‘campus inteligentes’ para un mejor desarrollo de la educación en el país asiático.

Más en TekCrispy