Uno de los fármacos que más se prescribe en el tratamiento para prevenir la recurrencia de cáncer de mama con estrógeno positivo, son los llamados inhibidores de la aromatasa, y aunque pueden resultar cruciales para la subsistencia, sus efectos secundarios impactan negativamente en la calidad de vida de los pacientes.

Se sabe que la terapia farmacológica está relacionada con afecciones como sofocos, lapsos de memoria, ansiedad y depresión, y estos efectos secundarios pueden ser tan molestos, que muchos pacientes optan por interrumpir el tratamiento que bien podría salvarles la vida.

El paracetamol puede reducir nuestra empatía positiva hacia otros

Cambios consistentes

En este entorno, una investigación realizada conjuntamente por científicos de la Universidad de Massachusetts Amherst y la Universidad de Toronto, revela un potencial nuevo enfoque de tratamiento para abordar los efectos adversos de los inhibidores de la aromatasa.

El hipocampo es una parte del cerebro que se considera crítica para las funciones de aprendizaje y memoria.

Los investigadores encontraron que los inhibidores de la aromatasa en efecto suprimen la síntesis de estrógenos en los tejidos corporales, pero sus inesperados hallazgos en el cerebro podrían explicar algunos de los efectos negativos y proporcionar el fundamento para el desarrollo de terapias futuras que sean más eficaces y menos perturbadoras.

Para el estudio, el equipo de científicos evaluó un pequeño grupo de titíes, machos y hembras, primates no humanos cuyos cerebros, además de exhibir un “comportamiento complejo”, se parecen mucho al de los humanos.

La investigación, que mostró cambios en los animales consistentes con algunas de las quejas humanas, permitió a los científicos evaluar el comportamiento cognitivo, la regulación térmica y los cambios neuronales en los animales.

Durante un mes, los investigadores administraron el fármaco inhibidor de estrógenos de la forma en que se administra a los humanos y en una dosis similar, y efectivamente se pudo evidenciar que la droga suprimió la producción de estrógeno en el cuerpo. Luego compararon los cambios en el comportamiento, la memoria, la electrofisiología y la termorregulación entre los animales tratados y de los de control.

De manera consecuente a las expectativas, los investigadores encontraron deficiencias en algunos aspectos de la memoria y también un déficit en la capacidad de regular la temperatura corporal cuando aumenta la temperatura ambiente, aunque esto sólo se observó en las hembras.

Sorpresivo incremento

Pero fue en la investigación de las neuronas que los investigadores observaron algo bastante sorprendente: en el hipocampo, que se considera crítico para las funciones de aprendizaje y memoria, el fármaco en vez de reducir los niveles de estrógeno, causó un paradójico aumento.

Los llamados inhibidores de la aromatasa se encuentran entre los fármacos más prescritos en el tratamiento para prevenir la recurrencia de cáncer.

Los investigadores creen que el hipocampo puede haber sintetizado sus propios estrógenos para compensar los bajos niveles detectados en los tejidos periféricos.

El mecanismo de un efecto adverso en la memoria puede deberse a un aumento de la síntesis de estrógenos en el hipocampo, lo cual es consistente con los problemas de memoria ocasionales reportados por los pacientes.

Genes saltarines impulsan el crecimiento de tumores cancerígenos

Estos resultados sugieren que el hipocampo es particularmente sensible a los estrógenos y su bloqueo. Aunque queda mucho trabajo por hacer para comprender el mecanismo preciso que subyace a estos efectos.

Los autores del estudio expresan que, sobre la base de estos hallazgos, futuros tratamientos podrían encontrar una manera de bloquear este aumento de la síntesis de estrógeno en el hipocampo y tal vez prevenir algunos de los efectos secundarios negativos asociados a los inhibidores de la aromatasa.

Referencia: Adverse effects of aromatase inhibition on the brain and behavior in a non-human primate. Journal of Neuroscience, 2018. https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.0353-18.2018

Más en TekCrispy