Por centurias se le ha atribuido al antiguo suelo irlandés propiedades curativas, y luego de un minucioso análisis, un equipo de investigadores encontró que este terreno podría tener un valor medicinal real, al descubrir una cepa de bacteria que es efectiva contra cuatro de las seis principales superbacterias que son resistentes a los antibióticos.

La creciente resistencia a los antibióticos que se ha observado en los últimos tiempos ha sido catalogada como una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo humano.

Indagando la tradición

La nueva cepa de bacterias, llamada Streptomyces sp. Myrophorea, fue descubierta por un equipo compuesto por investigadores de Gales, Brasil, Irak e Irlanda del Norte, con sede en la Escuela de Medicina de la Universidad de Swansea.

Pastizales del condado Fermanagh, Irlanda del Norte.

El suelo analizado pertenece a un área del condado de Fermanagh, Irlanda del Norte, que se conoce como las Tierras Altas de Boho. Es un área de pastizales alcalinos del que se dice que su suelo tiene propiedades curativas.

Tradicionalmente, los lugareños tomaban una pequeña cantidad de tierra, la envolvían en un paño de algodón y la utilizaban para curar muchas dolencias, como dolor de muelas, infecciones de garganta y cuello. Curiosamente, esta área fue ocupada anteriormente por los druidas, hace unos 1500 años, y los neolíticos hace 4000 años.

Entre los hallazgos de la investigación destaca que la recientemente identificada cepa de Streptomyces inhibió el crecimiento de cuatro de los seis principales patógenos multirresistentes identificados por la OMS: Enterococcus faecium resistente a la vancomicina, Staphylococcus aureus y Klebsiella pneumonia, resistente a la vancomicina, y Acinetobacter baumanii, resistente al carbenepenem.

Crecimiento de la recién descubierta cepa Streptomyces sp. Myrophorea, llamada así porque produce una distintiva fragancia similar a la del aceite de gaulteria.Adicionalmente, la cepa recién descubierta inhibe bacterias gram positivas y gram negativas, que difieren en la estructura de su pared celular; generalmente las bacterias gram negativas son más resistentes a los antibióticos.

Trabajo por hacer

Aún no está claro qué componente de la nueva cepa impide el crecimiento de los patógenos, pero el equipo ya se encuentra investigando esto.

El investigador Paul J. Dyson, profesor en el Instituto de Ciencias de la Vida de la Universidad de Swansea y coautor del hallazgo, comentó:

“Nuestros resultados muestran que vale la pena investigar el folclore y las medicinas tradicionales en la búsqueda de nuevos antibióticos. Los científicos, los historiadores y los arqueólogos pueden hacer aportes valiosos en este sentido. Parece que parte de la respuesta a este problema tan moderno podría estar en la sabiduría del pasado”.

La cepa recién identificada se muestra efectiva contra cuatro de las principales súperbacterias: Enterococcus faecium, Staphylococcus aureus, Klebsiella pneumonia, Acinetobacter baumanii.

Los autores del hallazgo expresaron que el descubrimiento de sustancias antimicrobianas de Streptomyces sp.myrophorea ayudará en la búsqueda de nuevos medicamentos para tratar bacterias multirresistentes, la causa de muchas infecciones peligrosas y letales, y una de las mayores preocupaciones de la medicina actual.

Referencia: A Novel Alkaliphilic Streptomyces Inhibits ESKAPE Pathogens. Frontiers in Microbiology, 2018. https://doi.org/10.3389/fmicb.2018.02458