El vídeo de YouTube de navidad le pareció muy similar a Lily Hevesh. ¿El por qué? El vídeo era de su autoría y no recibió crédito alguno por ello.

La plataforma a través de su cuenta en Twitter publicó el mensaje navideño sin darle crédito a quien lo merecía. Al mismo tiempo, se atrevieron a editar el mismo quitándole la introducción que la YouTuber Lily Hevesh le había colocado, la cual es la bienvenida a su canal para quienes se toparan con el vídeo.

Como lo menciona The Verge, Hevesh es una artista profesional de dominó que utiliza YouTube como plataforma para publicitar su trabajo. El vídeo original fue subido por Hevesh el 23 de diciembre y ya tiene alrededor de 60.000 views. Sin embargo, la versión no acreditada de YouTube cuenta con 250K.

El tweet de YouTube con el vídeo sin la atribución a Hevesh se envió a 71 millones de suscriptores y evita que la autora original del contenido obtenga el crédito que se merece por el trabajo realizado.

El problema del que nadie habla

Entendiendo que los creadores de YouTube colocan su confianza en el equipo de la plataforma, podemos concluir que este tema es mucho más amplio de lo que muchos pueden considerar.

Los YouTubers confían en las vistas y los suscriptores para, en general, seguir manteniendo unos ingresos, ofertas publicitarias y hasta ciertos acuerdos. Por lo que cuando la compañía no acreditó el vídeo de Hevesh automáticamente le costó dinero a los ingresos de la artista, razón por la cual la decepción expresada por la generadora de contenido captó la atención de la comunidad.

La acción de subir un vídeo sin acreditarlo es una acción que YouTube condena explícitamente, ya que en su página de normas y políticas de la comunidad la compañía estable claramente que los creadores solo pueden subir vídeos que son propios o que están autorizados a utilizar.

Twitter lanzará función para ocultar respuestas en junio

Sin embargo, así como estuviésemos hablando de las letras chiquitas de un contrato, YouTube posee una licencia limitada para los vídeos de sus suscriptores. Es decir, que legalmente la compañía estaba autorizada para subir el vídeo de Hevesh en su cuenta de Twitter.

Más allá de lo legal, nos referimos a un problema ético. Por lo que, YouTube reconoció su error en otro tweet redirigiendo al canal de la YouTuber afectada.

Más en TekCrispy