El acuerdo entre los Washington Redskins y Huawei, que inició en el 2014, ha llegado a su fin, luego de recibir una “queja federal no oficial” por parte de un asesor del gobierno. El motivo de la queja tenía connotaciones de seguridad nacional que el Congreso y las agencias de inteligencia de los Estados Unidos han presentado por varios años.

Como lo comenta The Verge, el acuerdo que existía entre el equipo de fútbol americano y la compañía de tecnología china consistía en proporcionar Wi-Fi gratis, durante los juegos, a los asistentes al estadio FedEx Field.

Además, como lo menciona The Wall Street Journal, el mismo era un acuerdo por intercambio, es decir, que el equipo de fútbol no planeaba darle directamente dinero a la compañía china. Huawei recibiría un espacio de publicidad en el estadio y durante los juegos a cambio de ser el encargado de manejar el Wi-Fi de las suites.

¿Por qué se cae el acuerdo?

La compañía fundada por Ren Zhengfei publicó un tweet acerca de lo entusiasmados que se encontraban por haber logrado el acuerdo de Wi-Fi con el equipo de Washington.

Este tweet llamó la atención de Michael Wessel, quien según el WSJ es un miembro de cierto comité asesor y de investigación del Congreso llamado Comisión de Revisión de Economía y Seguridad EE.UU – China.

Al ser los Redskins el equipo local de Washington D.C a Wessel le preocupaba que los funcionarios del gobierno que asistieran a los juegos y usaran el Wi-Fi estuvieran en riesgo de posibles amenazas de espionajes.

Esta fue la razón que denotó la decisión por parte de Bruce Allen, el presidente del equipo, para poner fin al trato de manera inmediata.  Sin embargo, según lo indica The Verge, los Redskins estaban parcialmente informados de la controversia que venía con Huawei.

Aunque Huawei se encuentra el puesto número dos de las compañías fabricantes de teléfonos inteligentes a nivel mundial, la FCC ha presionado a todas las empresas de Internet para que se matengan alejadas de los equipos de red de la compañía.

¿La razón? Funcionarios estadounidenses insisten en que Huawei podría estar llevando a cabo procesos de espionaje.