Un nuevo modelo cosmológico asumido por un equipo internacional de investigadores, plantea que nuestro universo sería la imagen en espejo de otro que existía antes del Big Bang, el fenómeno que hace 13.800 millones de años inició el proceso de expansión y aceleración universal.

Hace unos 90 años, luego de observar los cambios en el desplazamiento de la luz desde galaxias distantes, el astrónomo Georges Lemaître determinó que el universo se está expandiendo, y si el universo se está agrandando, significa que era más pequeño.

Hemos estado buscando vida extrarerrestre de manera errada durante décadas

Reinterpretando la relatividad general

Esta premisa llevó a los investigadores a determinar que hace aproximadamente unos 13.800 millones de años toda la materia que conforma el universo se concretaba en un punto increíblemente pequeño e infinitamente denso, lo que se conoce como singularidad.

Los investigadores expresaron que podemos pensar en ellos como dos universos que se dan la espalda uno a otro.

Pero a través de la reinterpretación de las ecuaciones de la relatividad general de Einstein, y evitando la adición de nuevos principios o modificaciones, los físicos teóricos rebobinaron el reloj de nuestro universo para encontrar, no un punto de partida, sino un comienzo diferente: un espacio volteado.

El equipo plantea la hipótesis de que en el momento del Big Bang, el universo simplemente se aplanaría en dos dimensiones por un momento, para posteriormente dar vida a otro universo espejo y en tres dimensiones: el universo especular, el nuestro.

Por esta razón los investigadores llamaron e este momento el Punto de Janus, dios romano de dos caras, porque en ese momento exacto el universo habría hecho una especie de salto mortal en el que todo se invirtió.

El investigador Flavio Mercati, catedrático en el Departamento de Física de la Universidad de Roma y coautor del estudio, explicó:

“Las posiciones relativas y las escalas de las cosas que conforman el universo se aplanan efectivamente en una especie de panqueque bidimensional, pero al pasar por Punto de Janus, ese panqueque vuelve a ser tridimensional, sólo que de frente al frente, y como en un espejo, la derecha y la izquierda están invertidas, y también el paso del tiempo ocurre en sentido opuesto”.

Materia y antimateria

Hace unos 90 años se determinó que el universo se está expandiendo, y si el universo se está agrandando, significa que era más pequeño.

Los investigadores creen que esta teoría podría dar sentido a la existencia de materia y antimateria, que en el universo gemelo y especular estarían en concentraciones opuestas.

Google y Tilda Swinton te muestran cómo fue el Big Bang en realidad aumentada

Los investigadores expresaron que podemos pensar en ellos como dos universos que se dan la espalda uno a otro, que evolucionan en direcciones temporales opuestas y que tienen una proporción de materia y antimateria invertida.

Esto podría abrir la emocionante posibilidad de explicar el problema de la asimetría entre la materia, que constituye todas las galaxias y planetas que conocemos, y la antimateria, presente en cantidades más pequeñas.

Referencia: Through the big bang: Continuing Einstein’s equations beyond a cosmological singularity. Physics Letters B, 2018. https://doi.org/10.1016/j.physletb.2018.01.055

Más en TekCrispy