GoFundMe ha reembolsado USD$ 400mil a todas las personas que contribuyeron a una campaña ideada por tres estafadores.

Según reporte de The Associated Presstres personas idearon una campaña viral que supuestamente pretendía ayudar a una persona sin hogar en Filadelfia, EE.UU.

La falsa historia fue cuidadosamente elaborada por la pareja de Mark D’Amico y Kate McClure, quienes aseguraron que Johnny Bobbitt Jr., un supuesto indigente usó los únicos USD$20 para ayudarles a conseguir gasolina cuando su vehículo se les descompuso en una autopista de Filadelfia.

La campaña “Paying it Forward”, fue publicada el año pasado en GoFunMe y la meta fue de USD$10,000  que supuestamente se usarían para ayudar a Bobbit a comprar un apartamento, un auto y seis meses de sus gastos.

Sin embargo, la campaña se hizo viral y terminó superando la meta al recolectar USD$400,000.

En una publicación actualizada, la campaña también afirmó que además de crear una cuenta bancaria para Bobbitt, se establecerían dos fideicomisos, “uno que esencialmente le otorga la posibilidad de cobrar un pequeño ‘salario’ cada año y otro fideicomiso para la jubilación que será sabiamente invertido por un planificador financiero al que tendrá acceso en un período de tiempo con el que se sienta cómodo, para que cuando llegue el momento pueda vivir su sueño de jubilación de ser dueño de un terreno y una cabaña en el país “.

No obstante, la motivadora historia comenzó a tambalearse luego que Bobbit demandó que no había recibido el dinero recaudado, por lo que los objetivos no se cumplieron. Seguidamente, el supuesto indigente afirmó que solo había recibido USD$ 75,000 del monto recaudado y acudió ante un juez para obligar a D’Amico y McClure, a entregar el resto del dinero.

Esto llevó a varias investigaciones que desvelaron una historia falsa inventada por Bobbit y la pareja.

“Menos de una hora después de que la campaña GoFundMe comenzó a funcionar, McClure, intercambió de mensajes de texto con un amigo, donde declaró que la historia sobre la asistencia de Bobbitt fue completamente inventada”, dijo el fiscal del condado de Burlington, Scott Coffina. “Ella no se quedó sin combustible en una rampa de salida de la I-95, y él no gastó sus últimos USD$ }20 para ayudarla. En su lugar, D’Amico, McClure y Bobbitt conspiraron para fabricar y promover una historia de bienestar que obligaría a los donantes a contribuir a su caso “.

Los fiscales de la Oficina del Fiscal del Condado de Burlington anunciaron cargos formales de robo en segundo grado por engaño y conspiración en segundo grado contra los tres estafadores en noviembre.

Un portavoz de GoFundMe aseguró que reembolsó a las personas que contribuyeron con la campaña.

El portavoz de GoFundMe, Bobby Whithorne, dijo el martes que “todos los donantes que contribuyeron a esta campaña de GoFundMe han sido reembolsados ​​en su totalidad“.