El cambio climático tiene peligrosas consecuencias para todas las especies que coexisten en el planeta Tierra. En el caso particular, un equipo de investigadores ha analizado los efectos de este fenómeno sobre los procesos migratorios de las aves en Norteamérica.

En líneas generales, tras llevar a cabo una serie de simulaciones climáticas, se descubrió que es probable que el cambio de los vientos asociado al calentamiento global dificulte la migración de las aves hacia el Sur durante el otoño. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que estos cambios faciliten su migración hacia el norte durante la primavera.

Plancton antiguo ayuda a los investigadores a predecir el clima en el futuro cercano

Se estiman fuertes vientos en atención al cambio climático

Para llegar a esta conclusión, los investigadores emplearon la información de 143 estaciones de radar meteorológico, dentro de lo que se cuentan estimaciones de altitud, densidad y dirección de los vientos durante varios años. Adicionalmente, se contó con datos eólicos de 28 simulaciones del cambio climático, gracias a un informe publicado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

De esta manera, los investigadores combinaron la información para obtener una muestra respecto a los cambios en las corrientes de aire debido al calentamiento global. Gracias a ello, se descubrió que los vientos del Sur se harán cada vez más fuertes a medida que pasen los años, afectando los procesos migratorios de las aves que vuelan durante la primavera y el otoño.

Asimismo, se observó que las corrientes de viento del oeste pueden incrementar su fuerza durante la migración de primavera, para luego hacerse más débiles durante el otoño. En este sentido, es importante acotar que estas corrientes de aire son más variables, lo que dificulta su predicción, ya que se asocian a fluctuaciones erráticas en las corrientes a gran altitud.

Adicionalmente, se estima que los cambios en las corrientes de viento debido al cambio climático serán más intensos en las zonas centrales y orientales de Norteamérica.

Esto plantea dos escenarios posibles. En primer lugar, con corrientes de aire más fuertes durante la migración de primavera, es más probable que las aves lleguen a sus destinos en el Norte en mejores condiciones. Esto mejora sus posibilidades de supervivencia.

Sin embargo, durante el otoño, las corrientes fuertes implican un mayor consumo de energía. Esto implica que las aves optan por cambiar sus estrategias de vuelo, alterando el proceso migratorio.

Los cambios en las corrientes de aire vienen acompañados por otras consecuencias del cambio climático

Se estima que el cambio climático dificulte la migración en algunos casos y la facilite en otros.

Tal como vemos, los cambios en las corrientes de aire asociados al cambio climático pueden favorecer a las aves en algunos casos y dificultar sus migraciones en otros. No obstante, es importante tener presente que los cambios en las corrientes de aire no se producirán de forma aislada.

Esto quiere decir que el cambio climático, además de alterar las corrientes de aire, implica otras consecuencias, tales como el cambio de las temperaturas, el aumento de las lluvias y otros escenarios climáticos extremos. Por tanto, no es un fenómeno que pueda analizarse de forma aislada.

La buena noticia es que, por el momento, las aves parecen estar adaptándose a estos cambios progresivos en las corrientes de aire. En este sentido, se ha observado que las aves han ajustado sus estrategias migratorias a las condiciones actuales; así, se ha descubierto que usan estrategias para compensar la fuerza de los vientos que los empujan fuera de sus rutas de vuelo.

Reforestar puede ser el arma más efectiva contra el cambio climático

Teniendo esto en cuenta, los investigadores concluyen que los efectos del cambio climático podrían acarrear consecuencias negativas para la migración de las aves en algunos casos y, al mismo tiempo, podrían ser positivos en otros casos.

Sin embargo, teniendo en cuenta que las migraciones son sistemas complejos que dependen de muchos factores, aún faltan más investigaciones que permitan comprender a cabalidad la influencia del cambio climático sobre ellos.

Referencia: Projected changes in wind assistance under climate change for nocturnally migrating bird populations, (2018). https://doi.org/10.1111/gcb.14531

Más en TekCrispy