Las tomas de video de un anolis de río, un género de lagarto oriundo de América Central y del Sur, revelaron que la especie Anolis oxylophus posee una habilidad especial: la capacidad de respirar oxígeno almacenado bajo el agua, algo que nunca se había documentado en los lagartos.

Los anólicos de los ríos costarricenses son conocidos por permanecer bajo el agua hasta por 15 minutos, pero los científicos pensaban que los esquivos reptiles simplemente son muy buenos para contener la respiración. Sin embargo, la evidencia recabada muestra un comportamiento previamente desconocido.

Los dragones de Komodo usan una armadura de hueso nata para protegerse

Un tanque de oxígeno

El fenómeno fue filmado en Costa Rica por los biólogos y cineastas Neil Losin y Nate Dappen, quienes se encontraban realizando grabaciones para el film Laws of the lizards (Las leyes de los lagartos) para el Canal Smithsonian.

El anolis de río es un género de lagarto originario de América Central y del Sur.

En su filmación, los científicos documentaron un Anolis oxylophus hembra que se asentaba en el lecho del río durante casi 10 minutos. Lo llamativo es que durante ese tiempo, el pequeño reptil no aguantaba la respiración.

Los biólogos observaron cómo una pequeña burbuja de aire ubicada en la parte superior la cabeza se contraía y expandía, lo que indica una capacidad, hasta ahora desconocida, de poder almacenar oxígeno y respirarlo debajo del agua.

Indudablemente se trata de comportamiento que necesita ser estudiado más a fondo para poder determinar los detalles de tan singular acción.

Primera vez que se observa en animales terrestres

El fenómeno fue filmado en Costa Rica por los biólogos y cineastas Neil Losin y Nate Dappen.

Aunque no se conocen los detalles involucrados en este inesperado comportamiento, los biólogos piensan que es un tipo de mecanismo análogo a la forma en que un buceador humano respira aire desde un tanque de oxígeno.

Este misterioso 'gato-zorro' podría ser una especie recién descubierta

Si bien se sabe que hay otros animales que exhiben un comportamiento similar, como la araña campana buceadora, este es el primer ejemplo documentado en vertebrados terrestres.

Los biólogos que realizaron las grabaciones manifestaron que el hallazgo es un sutil recordatorio de que aún nos quedan muchas cosas por descubrir en la naturaleza.

Más en TekCrispy