Flash es un criptoactivo basado en Scrypt, el cual está lanzando una nueva funcionalidad llamada Human ATM o “cajero automático humano” en las regiones de África y América del Sur que han sido víctimas de la inflación.

La función proporcionará comercio de igual a igual en países como Venezuela que tienen poco o ningún acceso a los servicios bancarios tradicionales y, en cambio, deben confiar en las criptomonedas. Human ATM está disponible a través de la aplicación de Wallet de Flash.

Por otra parte, Flash ofrece aplicaciones que permiten a los clientes mantener otras criptodivisas como bitcoin, Litecoin, Dash y Ethereum. En el momento de la publicación, hasta 800 comerciantes diferentes en toda África adoptarán Flash en los próximos meses, según el director de marketing de la compañía, James Hinton.

La principal característica de Human ATM es la de permitir a sus usuarios ubicar a otros usuarios que ofrecen operaciones en persona a través de sus teléfonos móviles. Según sus desarrolladores, esto permitirá a los ciudadanos de países como Venezuela tener acceso a criptomonedas como bitcoin y ether.

Hay que señalar que las transacciones en persona no dejan de ser riesgosas, por ejemplo, el usuario puede ser víctima del robos, secuestros o estafas. Para tratar de ayudar a sus clientes que deseen evitar esos riesgos, la aplicación cuenta también con transacciones en línea. Pero la compañía destaca que “los métodos sencillos de comercio entre pares que admiten varias monedas son raros e increíblemente necesarios para la adopción de las cryptomoendas en todo el mundo”.

A su vez, Flash cuenta con el apoyo de varios Exchanges con modestos volúmnes de transación. Sin embargo, ha atraído la atención de empresas más grandes como la Bolsa de Einstein en Canadá. Otro dato importante es que la moneda también cuenta con más de 600,000 direcciones activas en todo el mundo.