Las abejas tienen la capacidad de resolver tareas de conteo de forma inteligente a pesar de la poca cantidad de células nerviosas que componen sus cerebros. Con tan solo un millón de células nerviosas, estos insectos tienen pocas capacidades intelectuales.

Aun así, las abejas logran poner en marcha algoritmos computacionales eficientes para resolver tareas. En este caso, un equipo de investigadores simuló un cerebro de abeja a pequeña escala, haciendo uso de solo cuatro células nerviosas, logrado modelar el proceso a partir del cual pueden contar objetos. Esto podría significar un avance en el campo de la inteligencia artificial.

Científicos identifican caso de una abeja con dos padres y ninguna madre

Solo cuatro células nerviosas son necesarias para que las abejas puedan contar

Investigaciones anteriores han demostrado que las abejas tienen la capacidad de contar entre cuatro a cinco objetos. En este sentido, pueden elegir distintos números entre un grupo si han sido entrenadas para ello.

Teniendo en cuenta su poca capacidad intelectual, los investigadores infieren que, en lugar de usar conceptos numéricos, las abejas logran contar objetos a partir de movimientos de vuelo particulares que les permiten inspeccionarlos de cerca.

Así, procesan esta información visual, simplificándola de tal manera que se requieren capacidades intelectuales mínimas. Para estudiar esto, un equipo de investigadores desarrolló una simulación de un cerebro de abeja simplificado, usando tan solo cuatro células nerviosas.

A partir de ello se observó que este modelo del cerebro tiene la capacidad de contar pequeñas cantidades de objetos sin mayores dificultades. Esto lo logra luego de inspeccionar de cerca cada objeto por separado para luego dar con la cantidad estimada. En comparación, los seres humanos miran todos los objetos al mismo tiempo y los cuentan juntos.

De esta manera, las abejas pueden poner en marcha comportamientos inteligentes ejecutando tareas complejas de forma mucho más sencilla. En este sentido, a pesar de sus limitadas capacidades intelectuales, estos insectos son capaces de mostrar habilidades cognitivas extraordinarias.

En la misma línea, los resultados sugieren que la inteligencia de los insectos y otros animales, podría modelarse a partir de pequeñas cantidades de células nerviosas. Lo más importante es que estas células estén conectadas de la forma adecuada.

Las abejas simplifican tareas para cumplir objetivos complejos

Las abejas pueden poner en marcha comportamientos inteligentes ejecutando tareas complejas de forma mucho más sencilla.

A modo de síntesis, para investigar el mecanismo puesto en marcha por las abejas para contar, los científicos crearon un modelo artificial del cerebro de estos insectos usando solo cuatro células nerviosas.

Así, tras analizar las estrategias de inspección utilizadas por las abejas, se descubrió que este mecanismo les permite simplificar tareas complejas de discriminación, a partir de lo que podrían contar objetos.

Específicamente, se observó que el modelo del cerebro podía realizar estimaciones acertadas sobre la cantidad de objetos en la situación cuando se le proporcionaba información real que la abeja estaría recibiendo al realizar la tarea.

En torno a esto, los investigadores aseguran que, a pesar de que se cree que contar es una habilidad que requiere de grandes capacidades intelectuales, en realidad puede ponerse en marcha con circuitos pequeños de células nerviosas conectados de forma apropiada.

Las abejas pueden diferenciar entre distintos estilos artísticos

En el caso de las abejas, son ciertos movimientos de vuelo que les permiten escanear determinados objetivos, en lugar de conceptos matemáticos, lo que explica la capacidad de las abejas para contar.

Finalmente, los investigadores aseguran que estos resultados podrían tener implicaciones en el campo de la inteligencia artificial. En este sentido, las máquinas deberán confiar en algoritmos complejos, por lo que podrían beneficiarse de conductas de escaneo como las observadas en las abejas.

Referencia: Insect-inspired sequential inspection strategy enables an artificial network of four neurons to estimate numerosity, (2018). https://doi.org/10.1016/j.isci.2018.12.009

Más en TekCrispy