Esta semana la corporación multinacional de tiendas Walmart, ha recibido una nueva patente que trata de un sistema de vigilancia que permitirá ‘capturar y analizar los sonidos en un centro comercial’.

Los sensores de sonido pueden capturar el audio de las conversaciones entre los invitados y un empleado (atendiendo en la caja o terminal). El sistema puede procesar el audio de la conversación para determinar si el empleado en la terminal está saludando a los invitados.

La multinacional de origen estadounidense ha mencionado que con esta nueva patente se pretende crear una tecnología antirrobo, al permitir verificar la cantidad de artículos presentes en una transacción o incluso la cantidad de bolsas utilizadas.

Una patente antirrobo y un sistema de monitoreo 

Según menciona la fuente, esta patente además de servir como apoyo en la prevención de delitos, también permitirá monitorear las interacciones de los empleados con los clientes.

En este sentido se supo que el sistema podrá ‘procesar el audio de la conversación para determinar si el empleado estacionado en la terminal está saludando a los invitados’.

Una patente futurista

Aunque esta patente no forma parte de los planes a corto plazo de Walmart, la multinacional ya esta acercando la idea de implementar este tipo de sistemas en sus tiendas minoristas mostrando como serán las compras y la seguridad en un futuro no muy lejano.

Esta patente es un concepto que nos ayudaría a recopilar métricas y mejorar el proceso de pago al escuchar los sonidos producidos por las bolsas, los carros y las cajas registradoras y no están destinados a ningún otro uso.

Pero, Walmart no es el primero en desarrollar una tecnología de esta envergadura, pues Amazon ya ha estado probando una tecnología muy similar en sus tiendas minoristas Amazon Go sin cajero.

Walmart y Amazon en pro del futuro

Se trata de un sistema que monitorea los movimientos individuales de sus compradores y empleados.

A diferencia de Walmart, el sistema introducido por Amazon captura hasta la forma de andar y apariencia física de sus usuarios, manteniendo un registro de los artículos que son retirados de los estantes para luego efectuar el cobro de los mismo al salir los usuarios de la tienda.