Blind es una red social ‘anónima’ utilizada por empleados para desahogarse sobre las situaciones incómodas que ocurren en sus lugares de trabajo. Asimismo, permite que los trabajadores compartan problemas más graves, como irregularidades con los ejecutivos y conductas inapropiadas.

Sin embargo, la compañía detrás de esta aplicación parece no contar con todos los mecanismos de seguridad para proteger a los usuarios. En este sentido, un investigador de seguridad ha revelado un fallo en uno de los servidores de Blind, que ha dejado expuestos los datos de los usuarios a merced de cualquier persona con pocos conocimientos técnicos en Informática.

De esta forma, cualquier persona podría acceder fácilmente a los datos de los usuarios. La negligencia de Blind podría costarle mucho a los empleados, sobre todo si sus identidades son descubiertas por alguno de sus empleadores.

Blind es una app surcoreana que fue lanzada en el mercado de EE.UU en 2015. Debido a su fácil e intuitiva interfaz, fue adoptada con rapidez por una gran cantidad de usuarios. El hecho de ser una red social ‘anónima’ la ha convertido en la app más popular entre los empleados de Facebook, Apple, Amazon, Microsoft, Twitter, Uber y Google.

El encargado de exponer la falla de seguridad en uno de los servidores de Blind fue el experto en seguridad Mossab. H, quien informó sobre el error a Blind. Según el especialista, el error solo afecta a los usuarios que iniciaron sesión entre el 1 de noviembre pasado y el 19 de diciembre.

En respuesta al informe de seguridad de Mossab, un portavoz de Blind afirmó a través de un correo electrónico que la falla solo afectó a uno de los muchos servidores de la plataforma, por lo que los usuarios no tenían nada de qué preocuparse. Más allá de ello, la compañía no se ha disculpado con los usuarios por la exposición de los datos, mientras que el servidor afectado fue eliminado, según TechCrunch.