Luego de varias quejas por parte de los usuarios, Apple ha afirmado que las ligeras curvas en el iPad Pro 2018 no son un defecto, ‘sino un efecto secundario del proceso de fabricación’.

Según la fuente, Apple ha mencionado que no se trata de un defecto, sino un ‘efecto secundario del proceso de fabricación del dispositivo’, para la firma de los Cupertino este ‘pequeño doblez’ no afecta negativamente el rendimiento del iPad.

Un ‘doblez’ que aparece por arte de mágia

Algunos usuarios se han quejado por medio de las redes sociales y en varios foros sobre el aspecto del los iPad Pro 2018 , y es que, este ‘doblez’ se hace presente en el modelo de 11 y 12.9 pulgadas.

Muy a pesar de que esta ligera curvatura no afecta el rendimiento del iPad Pro los usuarios han mencionado que este doblez aparece con el tiempo de uso, incluso algunos mencionan que el equipo ha salido literalmente de su caja, por lo que este desajuste en el diseño se desarrolla sin que exista ningún tipo de maltrato.

Un proceso interno que determina la curva

Según Apple, este proceso de curvatura se debe a que durante la fabricación el equipo experimenta un cambio en el proceso de enfriamiento que involucra los componentes de metal y plástico del iPad Pro.

Ciertos rumores mencionan que algunos modelos del iPad Pro 2018 pueden ser doblados de manera más fácil que otros, sin embargo, para Apple estas inquietudes sobre la ‘rigidez estructural‘ de estos modelos son ‘infundados’ y no tienen ninguna validez.

Un alto precio por equipos de calidad

Finalmente, aunque Apple esta luchando por salir bien parada de este inconveniente, los usuarios no esperan que la respuesta a sus dudas sea: “un efecto secundario del proceso de fabricación“, pues estamos hablando de que el iPad Pro de 11 pulgadas tiene un precio de USD$ 799, mientras que el modelo 12, 9 pulgadas puede llegar a valer hasta USD $ 1,899.

En este sentido, la firma mencionó que los usuarios que deseen devolver sus equipos podrán hacerlo dentro del margen de tiempo establecido.