Yogaa12

Templum, una plataforma regulada de intercambio de tokens está buscando clarificación sobre cómo el rastreo y tokenización de los activos digitales encaja dentro de las regulaciones norteamericanas.

Con esa finalidad, la compañía le solicitó a la U.S. Securities and Exchange Commission (SEC) que les señalara cómo los activos digitales y la tecnología blockchain pueden ser considerados en ciertas formas de transacciones de valores.

La compañía solicita claridad en cómo encajan estas tecnologías nacientes en los esquemas regulatorios, comentó Vince Molinari, CEO y cofundador de Templum, añadiendo que “en nuestra opinión, ahora no existe claridad sobre este asunto”.

Asimismo, esta petición también se concentra en la infraestructura de mercado para los activos digitales, algunos de los cuales son valores no registrados. Sobre esto, la petición reza:

“Alentamos a la SEC a ofrecernos lineamientos relacionados a las actividades post intercambio en el espacio de los activos digitales”.

Específicamente, Templum busca que la SEC explique si una plataforma blockchain debe registrarse como una corporación de compensación, o cómo una corporación de este estilo podría utilizar blockchain, o si una plataforma blockchain debe registrarse como un agente de transferencias o preguntarles a los emisores de activos digitales cuándo deben utilizar un agente de este estilo.

Además, buscan saber cómo la SEC podría modernizar las reglas actuales de custodia y protección al consumidor para permitir que se use blockchain para rastrear transacciones de valores.

También solicitan claridad en relación con los diferentes tipos de información almacenados sobre una red blockchain. En este sentido, los activos digitales podrían ser registrados sobre la red, o en su defecto ser tokenizados, de acuerdo con Molinari. Por último, hacen alusión a las reglas de custodia existente y cómo podrían aplicarse.

Este tipo de iniciativas deben aplaudirse, pues precisamente esta oscuridad regulatoria es una de las principales razones por las cuales los inversionistas institucionales aún no han incursionado de lleno en el ecosistema de la tecnología blockchain.