A principios de este año, la app de comunicación corporativa Slack anunció que comenzaría a bloquear usuarios de su app en Irán, Siria, y otros países sancionados por EE.UU para dar cumplimiento a las regulaciones del país norteamericano.

Esta semana, una gran cantidad de usuarios iraníes que no viven ni trabajan en el país persa descubrieron que sus perfiles de Slack habían sido desactivados sin previo aviso. La medida afectó a usuarios residentes de EE.UU, Canadá, y Finlandia, muchos de los cuales no poseen ningún vínculo con Irán.

A través de un comunicado enviado por correo electrónico a los usuarios, Slack explicó:

Para cumplir con las leyes de control de exportaciones y sanciones económicas Slack prohíbe el uso no autorizado de sus productos y servicios en ciertos países sancionados (…) Hemos identificado su equipo/cuenta como originario de uno de estos países y estamos cerrando la cuenta de manera inmediata.

Se trata de un recordatorio radical del alcance que tienen las sanciones económicas de EE.UU en sus países enemigos, y una señal de que las compañías tecnológicas pueden cometer actos de imprudencia cuando las aplican.

Tribunal de EE.UU congela los bienes de CEO de Faraday Future tras demanda

De momento, Slack ha dicho a la prensa que la compañía cumple con todas las regulaciones de EE.UU sobre los países sancionados, y la prohibición del uso de la app es el resultado de ello. Actualmente, Slack no está disponible en Cuba, Siria, Irán, Corea del Norte y la región de Crimea (Ucrania).

El aviso sobre la prohibición de Slack para usuarios iraníes que no viven en Irán es el resultado de la más reciente actualización del sistema de geolocalización de la aplicación. En este sentido, un portavoz de Slack dijo a The Verge:

Actualizamos nuestro sistema para aplicar información de geolocalización, que se basa en las direcciones IP, y que dio lugar a la desactivación de las cuentas vinculadas a los países sancionados.

El representante de la compañía continuó afirmando que Slack únicamente utiliza direcciones IP para realizar este tipo de acciones, por lo que no conoce la nacionalidad o el origen ético de las personas afectadas por la medida.

Más en TekCrispy