En el estómago de una serpiente de coral centroamericana, investigadores descubren una nueva especie de serpiente.

No es extraño que los científicos reporten el descubrimiento de nuevas especies tras sus expediciones. Sin embargo, en ocasiones, estos descubrimientos pueden hacerse en los lugares más extraños que alguien podría imaginarse. Tal es el caso de una nueva especie de serpientes que fue descubierta dentro del estómago de otra serpiente.

Además, como si esto no fuese lo suficientemente inusual, luego de ser encontrado, el espécimen se conservó durante más de 40 años, esperando ser descubierto hasta este momento.

Investigadores descubren una especie de tarántula con un extraño cuerno en su parte posterior

Así fue como se descubrió esta nueva especie de serpiente

Para entender este curioso descubrimiento, debemos remontarnos al año de 1976. En ese momento, un cosechador de palma originario de México, llamado Julio Ornelas-Martínez recuperó el cadáver de una serpiente de coral centroamericana, llamada Micrurus nigrocinctus.

Esta serpiente se trata de una especie sumamente venenosa conocida por alimentarse de otras serpientes. Posteriormente, este hombre llevó el cadáver de la serpiente a un museo, donde fue examinada por investigadores. Al ocurrir esto, los investigadores encontraron restos de otra serpiente dentro de su estómago.

Sin embargo, no fueron más allá del descubrimiento, conservaron estos restos y lo reservaron para estudios posteriores. Así, no fue sino hasta este año, que un herpetólogo llamado Jonathan Campbell, de la Universidad de Texas, junto a su equipo, analizaron estos restos parcialmente digeridos, logrando el curioso descubrimiento.

No por nada los investigadores le colocaron por nombre a esta nueva especie “Cenaspis aenigma”, que se traduce como “la misteriosa serpiente cena”.

Existen varias cualidades en este espécimen que le permiten distinguirse de otras especies de serpiente. Por ejemplo, se observaron grandes placas indivisas en la parte inferior de su cola que son únicas en esta especie. Además, la forma y el recubrimiento de su órgano sexual, además de la forma de su cráneo tienen una morfología particular.

Estas son las inusuales características de la nueva especie de serpientes

Este es el espécimen de la nueva especie de serpientes. Créditos: Campbell et al./Journal of Herpetology.

Esta nueva especie de serpiente no es especialmente grande. Los restos pertenecen a un macho adulto que mide 258 pulgadas. Adicionalmente, la forma alargada de su cráneo en conjunto con la forma de sus escamas, sugieren que se trata de una serpiente excavadora cuyo hábitat se encuentra debajo de la tierra.

Quizá por esta razón es que no se ha encontrado otro miembro de esta especie hasta el momento. Al vivir debajo de la tierra, puede pasar desapercibida fácilmente para los científicos.

No obstante, hay características de esta nueva especie que continuaran siendo un enigma hasta tener la posibilidad de estudiar un espécimen en vida. Por ejemplo, poseen una serie de marcas oscuras que forman tres franjas a lo largo de toda su longitud que no son comunes en las serpientes excavadoras.

Paleontólogos identifican una nueva especie de dinosaurio con una espectacular cresta de espinas

De hecho, no se ha observado este patrón de colores en ninguna otra serpiente de América Central. Además, si bien las evidencias indican que se alimentaría de presas de cuerpo blando, como lombrices, poseen una boca y unos dientes similares a los de otras serpientes que se alimentan de animales de cuerpo duro como los insectos.

Finalmente, los investigadores se encuentran a la espera del descubrimiento de otros especímenes de esta serpiente, a fin de develar por completo los secretos de este animal.

Referencia: Caudals and Calyces: The Curious Case of a Consumed Chiapan Colubroid, (2018). https://doi.org/10.1670/18-042

Más en TekCrispy